Argibay sostuvo que el fallo de la Corte ayuda a proteger a los menores delincuentes del "gatillo fácil"

Así defendió la jueza la decisión del máximo tribunal que frenó la liberación de 60 jóvenes alojados en institutos de menores; continúan los cruces con funcionarios
Luego del fallo de la Corte Suprema que frenó la liberación de 60 menores de 16 años alojados en institutos, la jueza Carmen Argibay dijo que la decisión tomada ayuda a proteger a los jóvenes del "gatillo fácil y la muerte".

Así se expresó la magistrado en declaraciones periodísticas desde el Palacio de Justicia. La polémica fue desatada ayer cuando el máximo tribunal frenó un fallo de la Cámara de Casación Penal que declaraba inconstitucional la ley de menores 22.278 y disponía la liberación de los menores de 16 años alojados en el instituto San Martín.

"Estamos en una sociedad esquizofrénica, me da miedo de que en cualquier momento haya linchamientos", dijo Argibay en declaraciones periodísticas. Y agregó: "la Justicia está actuando, que a la gente no loe guste cómo actúa, es otra cuestión".

El fallo de la Corte reavivó el debate por la baja de imputabilidad y la necesidad de crear un régimen de responsabilidad penal juvenil. Según explicó el máximo tribunal, en principio se buscaba frenar una "atribución de competencias que no le corresponde a Casación", en referencia a la declaración de la inconstitucionalidad de la ley 22.278.

Emilio García Méndez, presidente de la Fundación Sur, cuya demanda había promovido la liberacíón de los menores, dijo ayer a lanacion.com que el fallo de la Corte "viola todos los derechos y tratados que protegen a los niños". Según García Méndez, los institutos de menores, especialmente el instituto San Martín, "son cárceles, más allá de cualquier eufemismo".

La asesora general tutelar de la Ciudad, Laura Musa, también criticó la decisión de no liberar a los menores. "Es un atropello a los derechos de los niños", dijo Musa, y explicó que "así como los adultos tienen derecho a un debido proceso, también deberían contemplarse los derechos de los miembros más vulnerables de la sociedad".

En tanto, segúndijo a lanacion.com el titular del Instituto de Derechos del Niño de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de La Plata, Ernesto Domenech, el pronunciamiento de la Corte "admite que la ley 22,.278 resulta poco constitucional pero que mucho menos lo es dejar librado al arbitrio judicial la creación de un régimen para los niños que infringen la ley penal".

Comentá la nota