Los argentinos vuelven a las vacaciones ‘de largo plazo’

En Mar del Plata, Cariló y Pinamar aseguran que es el mejor verano de los últimos tres años. Prevén una segunda quincena a pleno y ya hay buenas reservas para febrero
La Costa Atlántica vive esta temporada el mejor verano de los últimos tres años. La afluencia a los balnearios bonaerenses supera incluso las expectativas más optimistas previas. Y no sólo llegan más turistas; además, a diferencia del verano pasado, extienden sus días de estadía.

Este escenario impulsa muy buenas expectativas para la segunda quincena. "A Mar del Plata llegaron hasta el 10 de enero 430.000 personas; estimamos de 18% a 21% más de gente para la temporada que en 2009. Y esperamos una muy buena segunda quincena. Sin dudas, es el mejor verano de los últimos tres años", comentó Pablo Fernández, presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur) marplatense a El Cronista.

El buen momento también se refleja en el Municipio de Pinamar, que incluye a la ciudad homónima, Cariló, Valeria del Mar y Ostende. "Esperamos más de un 95% de ocupación en la segunda quincena. Hay muchas reservas para semanas completas", precisó Rosa Boero, directora de Turismo del Municipio. "En lo que va de enero, el promedio es de 85%, pero de jueves a lunes asciende a 95%", agregó, y estimó en un 15% el alza de veraneantes, ocupación y gasto en restaurantes.

Tanto en Mar del Plata como en Cariló y Pinamar, los encargados de turismo aseguran que este año se nota no sólo una mayor cantidad de gente, sino también un incremento en la estadía. "Claramente se extendió. En enero de 2009, la ocupación bajaba a 60% los martes y miércoles, ahora estamos en el 75% en esos días", explicó Boero, de Pinamar. "Este año, más gente se queda de una semana a 15 días, ya no vienen tanto por dos o cuatro días. En la segunda quincena, los hoteles no reservan más para fines de semana, sólo para siete días o más, porque hay demanda", agregó. En el Municipio, hay 22.000 plazas para alojarse, 12.600 de ellas en Pinamar; 5.400 en Cariló y otras 4.000 entre Valeria y Ostende.

"Las reservas para la segunda quincena son muy buenas y, a diferencia de enero pasado, son por períodos mayores, de una semana, 10 días o más", coincidió Fernández, de Mar del Plata, que cuenta con 390.000 camas entre hoteles e inmuebles. "Están funcionando muy bien la gastronomía, el teatro y las actividades de recreación, mucho mejor que los dos años anteriores", agregó.

Según la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales (Cameco), la venta en comercios creció de 20% a 30% en lo que va de enero frente a 2009. En Pinamar, "la gente está más relajada a la hora de gastar y hay buenas ofertas de precios", dijo Boero. Todos aseguran que los precios "son muy razonables" este verano, hay más ofertas y se hicieron esfuerzos para aumentar lo menos posible y la gente se anima a gastar más. Las expectativas también son alentadoras para febrero, por el nivel actual de reservas para ese mes.

Para la segunda quincena, Boero destacó que lo mejor será reservar antes de ir a Pinamar. "Costará sino encontrar lugar", advirtió. En 2009, muchos prefirieron elegir alojamiento en el balneario para conseguir ahí mejor precio.

En general, se espera una buena temporada en todo el país. Según datos de la Secretaría de Turismo, se prevé el arribo de 24 millones de personas a diferentes destinos nacionales. Ayudan, además, los mayores precios de los países vecinos. Según la SecTur, vacacionar en Brasil cuesta un 47% más que en 2009, y hacerlo en Uruguay y Chile es un 42% y 32% más caro.

Comentá la nota