Argentinos fue siempre más frente a un Colón sin ideas

Colón desperdició la oportunidad de acomodarse arriba y sufrió la segunda derrota seguida.
Esta vez, Argentinos estuvo lejos de sufrir el síndrome de los últimos minutos. Le ganó 2 a 0 a Colón sin padecer contratiempos postreros, como le había ocurrido en varios partidos del torneo en los que resignó valiosos puntos, y así salió de la última posición. Tan importante como los tres puntos resultó el alivio conseguido por su técnico, Claudio Vivas, quien había quedado en el ojo de la tormenta por el flojo arranque del equipo en el torneo. Para Colón, el traspié representó otro duro golpe para sus aspiraciones de pelear el título. Al igual que en la fecha anterior, cuando cayó 4 a 2 ante Vélez tras ir 2 a 0 arriba, no estuvo a la altura de las circunstancias y lo terminó pagando caro.

El gol tempranero de Ignacio Canuto le facilitó la tarea a Argentinos. Pero, más allá de esa circunstancia, el equipo de La Paternal fue más ordenado y tuvo mayor precisión a la hora de manejar la pelota durante todo el partido.

El 1 a 0 llegó a los 7 minutos de juego. Derlis Cardozo mandó un tiro libre, Gabriel Peñalba la bajó ante el quedo de Marcelo Goux y Alexis Ferrero, la defensa visitante dudó al creer que Peñalba estaba adelantado y la pelota le quedó servida a Canuto, quien definió ante la salida de Diego Pozo.

Argentinos pudo haber aumentado en otras tres oportunidades. Un tiro de Nicolás Gianni, luego de que se la bajara Peñalba, pasó cerca del palo izquierdo. Después, Pozo respondió muy bien ante un tiro de Carlos Santibañez y otro de Gabriel Hauche.

Hubo que esperar hasta los 35 minutos para ver la primera situación clara de Colón. Matías Oyola sacó un zurdazo y Sebastián Torrico se lo tapó. Pero la más clara ocurrió sobre el final de la etapa, cuando Daley Mena desbordó por la izquierda y le sirvió el gol a Esteban Fuertes, quien la tiró por arriba del travesaño.

En medio de la leve superioridad de Argentinos, Gabriel Favale cumplió una mala tarea. El árbitro no vio una trompada de Goux a Hauche y además dejó pegar más de la cuenta.

A los dos del segundo tiempo, Pozo volvió a mostrar sus reflejos ante un tiro-centro de Hauche. De a poquito, Argentinos comenzaba a justificar su victoria con claridad. Con el fútbol de Peñalba y Néstor Ortigoza, y la permanente peligrosidad de Hauche.

Antonio Mohamed buscó una reacción con el ingreso del debutante Nicolás Bertoglio, un juvenil enganche de la cantera, por Nicolás Torres. Colón se paró entonces con tres hombres en el fondo y tuvo mayor presencia ofensiva, pero siguió careciendo de ideas.

Bastó que se juntaran Peñalba y Hauche para que Argentinos lo terminara de resolver. Fue sobre los 25: Cardozo ganó un balón sobre la izquiera y después Peñalba se la bajó de manera impecable a Hauche con un cabezazo sutil. El delantero quedó cara a cara con el arquero y lo sometió con un remate seco.

Argentinos pudo haber aumentado sobre el final con otra intervención de Hauche, pero no le hacía falta. A diferencia de lo que le pasó con Vélez, San Martín de Tucumán e Independiente, que le empataron sobre el final, Argentinos respiró tranquilo sobre el cierre.

Colón volvió a comprobar que el Diego Armando Maradona no le sienta nada bien: de las seis veces que jugó allí, perdió cuatro y empató dos.

Comentá la nota