Los argentinos en Ramalá

Los argentinos en Ramalá
No pudieron entrar en Gaza por los ataques y se quedaron trabajando en el hospital de la capital de Cisjordania, que recibe heridos palestinos. Ya operaron a más de veinte pacientes, entre ellos varios chicos.
El equipo médico quirúrgico enviado a la Franja de Gaza por los Cascos Blancos de la Cancillería argentina, aunque no pudo entrar por razones de seguridad al territorio en conflicto, realizó unas 20 operaciones en el Hospital Central de Ramalá, donde son derivados civiles palestinos heridos durante los ataques del ejército israelí. Entre los pacientes atendidos por los médicos argentinos figuraron al menos una docena de niños, que fueron operados por la cirujana pediátrica voluntaria María Cristina Carballo, de 31 años. Los otros integrantes del equipo son el cirujano general Gabriel Adrián Ive, de 47 años, el especialista en medicina emergentológica Carlos Russo, y la experta en logística Adriana Patricia Díaz, de 46 años, con una larga experiencia por su actuación en catástrofes internacionales. El martes pasado, la delegación tuvo que desistir de su propósito de ingresar a la ciudad de Jan Yunes, en la Franja de Gaza, que horas después del intento de entrar fue bombardeada por aviones israelíes que provocaron destrozos en el hospital donde tenían pensado trabajar los médicos argentinos.

“Estuvimos a punto de ingresar en Gaza, pero el día que llegamos la zona no era segura y fueron los soldados israelíes los que nos impidieron el paso, alegando que había peligro de acciones bélicas. Poco después nos confirmaron, por otra vía, que la zona de Jan Yunes, que hasta ese momento era una zona relativamente tranquila, había sido el blanco de un ataque de la aviación israelí. Además, también era imposible entrar porque no se habían despejado las minas que hay en toda esa zona”, le explicó a Página/12, por vía telefónica, la logista Adriana Patricia Díaz, cuya tarea es proveer los suministros a la misión. Ella también maneja las comunicaciones con las Naciones Unidas y con el ejército de Israel.

La última misión de Díaz, a nivel internacional, fue en Honduras, en octubre del año pasado, cuando las lluvias torrenciales provocaron inundaciones y la evacuación de más de ciento veinte mil personas. Díaz es bombera voluntaria en San Carlos de Bariloche y está trabajando en la formación de una ONG que se llamará Bomberos sin Fronteras.

Díaz, que dialogó en forma directa con los soldados israelíes, dijo que a partir de la imposibilidad de entrar en Gaza “hubo que redefinir la misión y nos pusimos en contacto con el Ministerio de Salud, en Ramalá, para acordar el trabajo en el hospital local, a donde llegan pacientes derivados de la Franja de Gaza. En ese hospital, de alta complejidad, participamos en intervenciones quirúrgicas y otras tareas. De esa manera, aunque no pudimos entrar en Gaza, hemos cumplido nuestra misión”.

Díaz leyó un parte difundido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que confirma que el hospital en Gaza donde debían trabajar “fue destruido parcialmente por la artillería (israelí). Se cayó parte de la pared norte y fueron afectados, tanto el suministro de agua potable como el grupo generador de electricidad”. Por ese motivo, el hospital tuvo que ser evacuado y los pacientes derivados a otros lugares. Respecto de la situación que están viviendo los miembros de la misión, informó que se vive “una tensión permanente en Ramalá y sus alrededores, pero lo peor está en las cercanías de Gaza. Ahora estamos más tranquilos, estamos trabajando bien y el miércoles estamos de regreso” en la Argentina.

Los médicos cirujanos realizaron “más de veinte cirugías pediátricas y cirugías de traumas”, a la vez que brindaron asistencia a otros pacientes que habían sido operados con anterioridad. Gabriel Adrián Ive está hoy al frente de la Dirección de Emergencia de Salud del Ministerio de Salud nacional, mientras que la cirujana pediátrica Marta Cristina Carballo ha sido colaboradora suya durante los últimos años. Hoy, antes de emprender el regreso a la Argentina, el especialista en emergentología Carlos Russo se reunirá con el viceministro de Salud de Cisjordania.

“En la zona no existe un sistema integrado de emergentología y los funcionarios locales han pedido una reunión con Russo para tratar de discutir experiencias y encontrar una propuesta de respuesta hospitalaria para afrontar la actual situación, que es muy difícil”, le dijo a este diario Carlos Villalba, coordinador de Cascos Blancos, quien se encuentra en Buenos Aires. Russo, en varias ocasiones, mantuvo reuniones con el ministro de Salud palestino, Fathi Abu Mahli, quien planteó la necesidad de “evaluar la situación de respuesta hospitalaria a situaciones de crisis que conduzcan al diseño y puesta en marcha de un proyecto sanitario de largo plazo, con apoyo de la comunidad internacional”. Russo director médico del SAME y está en Ramalá como voluntario.

En forma paralela al envío del equipo médico quirúrgico, ayer estaban llegando a Egipto y a Tel Avi, dos partidas que en total suman 15 toneladas de alimentos y medicinas destinados a la Franja de Gaza. La cooperación se completará la semana próxima, con el envío de otras 15 toneladas.

Comentá la nota