Argentinos se hizo fuerte en La Paternal

El equipo de Borghi sumó una victoria por 2-1 ante Atlético Tucumán y se mantiene invicto. Se ubica a cuatro puntos de los líderes.
Argentinos Juniors, uno de los invictos del torneo Apertura de fútbol de primera división, logró este sábado una valiosa victoria, de local, sobre Atlético Tucumán por 2 a 1, a partir de un juego colectivo compacto y un inspirado Ismael Sosa, el goleador de la tarde-noche en La Paternal.

El ex delantero de Independiente anotó los dos tantos del equipo que conduce Claudio Borghi a los 23 minutos del primer tiempo y 6 del segundo; mientras que el atacante Luis Rodríguez, a los 36m. de la etapa final, descontó para el conjunto que dirige Héctor Rivoira, que terminó con diez jugadores por la expulsión del uruguayo Deivis Barone.

Argentinos, de esta manera, se prendió en la lucha por el título y con 9 puntos quedó a tan sólo cuatro de la punta, mientras que Atlético Tucumán totaliza seis unidades, al cabo de la quinta fecha del certamen. El primer tiempo tuvo un desarrollo de ida y vuelta, ya que ambos equipos buscaron el arco rival y generaron muchas situaciones de gol.

El primero en avisar fue el equipo local con una mala definición de Sosa desde una inmejorable posición, pero rápidamente Juan Pablo Pereyra respondió para el conjunto tucumano.

No se habían jugado más de cinco minutos y cada uno contó con una chance clarísima de gol. Esa fue la tónica del partido en los 45 minutos iniciales. Néstor Ortigoza y Gabriel Hauche lo tuvieron para Argentinos y Luis Rodríguez y Matías Villavicencio hicieron lo propio para Atlético Tucumán.

Sin embargo, sobre los 23 minutos, Sosa capitalizó un centro desde la derecha de Ignacio Canuto para establecer el 1 a 0. El gol marcó un punto de inflexión, ya que el equipo de Borghi marcó una clara superioridad de allí hasta el final del primer período.

La segunda etapa comenzó con un nivel similar a la primera, pero Argentinos, con una genialidad de Sosa a los 6 minutos, se puso arriba por 2 a 0.

El técnico Rivoira mandó a la cancha a Fabio Escobar y a David Drocco, pero nada varió, más allá de que tuvo alguna que otra chance de gol. Argentinos, sin tener tanto la pelota, dispuso de las situaciones más claras, pero falló en la definición.

Y sobre el final Rodríguez, tras un tiro libre indirecto dentro del área, descontó para el equipo tucumano. Pero no le alcanzó.

Comentá la nota