Argentinos con grandes altibajos.

Argentinos con grandes altibajos.
El viernes le había tocado a Eduardo Romero el turno de los altibajos en el torneo de Boca Ratón (gira de veteranos de EE.UU., 1.650.000 dólares).
Ese día, el Gato tropezó con dos dobles bogeys que lo condujeron a una vuelta en el par de la cancha de Broken Sound. Y ayer fue el turno de otro argentino que anda a los saltos, Vicente Fernández: el Chino venía muy bien perfilado, con un giro de 5 bajo el par hasta el hoyo 10 (birdies en el 1, 2, 4, 7 y 10), pero una serie de cinco bogeys consecutivos entre los hoyos 13 y 17 desbarrancaron su producción, que apenas atenuó al bajar el par en el último hoyo.

Por ese motivo, Fernández descendió ayer seis posiciones en la competencia, donde quedó 18° faltando 18 hoyos para el final. El Chino terminó la segunda ronda con uno bajo el par (-4 total) y acumula 140 golpes.

Romero, por su parte, mejoró sensiblemente con respecto al primer día de competencia: estaba 43° y avanzó a la 25ª posición, gracias a una tarjeta de tres bajo el par (69 golpes), que le permite acumular 141 impactos.

El Gato tuvo seis aciertos ayer, en los hoyos 1, 5, 7, 11, 15 y 18 (todos birdies), más un doble bogey en el 2 y un bogey en el 16.

Faltando jugar la última vuelta, dos estadounidenses encabezan el torneo con 134 golpes, diez bajo el par de la cancha: son Gil Morgan, quien brilló ayer con un parcial de 65 golpes (-7) y Tom Jenkins, quien hizo 67 y también acumula diez bajo el par.

Comentá la nota