El 30% de los argentinos con deudas hoy tiene dificultades para pagar

El 30% de los argentinos con deudas hoy tiene dificultades para pagar
El porcentaje se disparó 10 puntos en el primer semestre por el deterioro de los ingresos reales de la gente. Si se incrementaran los sueldos, el 27% destinaría parte importante a cancelar pasivos
En medio de la recesión, algo que tibiamente reconoció el INDEC con la publicación del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de mayo, las dificultades de la gente para afrontar los pagos de sus deudas crece día a día. Esto, de hecho, podría ser la antesala a un aumento de la tasa de morosidad en los bancos (algo que viene creciendo en los últimos meses).

Según el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), el 31,6% de los endeudados está teniendo problemas para hacer frente a los pagos. El porcentaje de personas en esta condición crece 10 puntos porcentuales en lo que va del año, y las perspectivas no son positivas. "Esto responde a la caída en los ingresos reales de las familias. En parte por las subas de precios y en buena parte por la menor actividad que repercutió sobre todo en los ingresos de los ocupados no asalariados en donde crecieron las dificultades de las familias para cumplir con los compromisos financieros", explicó Victoria Giarrizzo, directora del CERX. "La tendencia es a que siga aumentando, porque si bien se desaceleró la inflación, habrá más conflictividad laboral (despidos o suspensiones)", explicó.

Esto no significa que la gente no tenga voluntad de pagar sus deuda. De hecho, según la misma consultora, el porcentaje de personas que repagarían sus pasivos de tener mayores ingresos pasó del 20,4% en mayo al 26,7% en junio. Es el único ítem que subió en junio contra mayo, ya que no consumirían más ni ahorrarían.

Más señales de alerta

La problemática para parte importante de la población es un potencial dolor de cabeza para los bancos. Sucede que si bien la tasa de morosidad aún es baja, viene creciendo mes a mes. Y las "dificultades" para afrontar la deuda es la antesala a dejar de pagar y caer definitivamente en mora.

Según la última información disponible por parte del Banco Central, a mayo pasado, "si bien aún se ubica en niveles moderados, continúa verificándose cierta materialización del riesgo de crédito de las familias y de las empresas".

La irregularidad del crédito al sector privado aumentó 0,1 puntos porcentuales de las financiaciones en mayo hasta 3,8%, indicador que acumula un incremento de 0,7 puntos en los primeros 5 meses del año, siendo mayormente impulsado por los créditos al consumo de los hogares (su irregularidad aumenta 1,1 puntos en lo que va de 2009 hasta 6,1%).

El grado de cobertura de financiaciones irregulares con previsiones continúa siendo elevado (116%), mostrando una leve caída en 2009 producto de la mayor morosidad de la cartera de financiaciones al sector privado.

Giarrizzo dice que las personas están desendeudándose ya que prefieren bajar "stock" a tomar nueva deuda o intentar prorrogar los pagos. Sucede que, por ejemplo, el endeudamiento con tarjetas de créditos hace que los recargos por los retrasos sean tan altos que inhiba cualquier tipo de alternativa. Estas dificultades se manifiestan en el estancamiento de los créditos al sector privado, que no tienen "tomadores" y cuya dinámica viene en franco declive. Según Portfolio Personal, pasaron de un crecimiento de 39% en 2006, de un 43% en 2007, a niveles de 22% en 2008 y a una tasa proyectada para el año (la actual anualizada) del orden del 11/12%.

Comentá la nota