Argentinos se fue muy atrás y Vélez se lo empató al final.

Argentinos se fue muy atrás y Vélez se lo empató al final.
VELEZ 1- ARGENTINOS 1: El equipo de Vivas ganaba 1-0 con un penal de Ortigoza, pero se conformó con eso y lo pagó caro.
Argentinos se aferró tanto a su victoria parcial que lo terminó pagando de uno de los modos menos deseados: con un empate rival en el último minuto de descuento. Se metió muy atrás, Argentinos. Y Vélez celebró esa igualdad postrera con la fuerza de los grandes desahogos. Pero, una vez acallada la euforia por el gol de Roberto Nanni a los 49 minutos del segundo tiempo, a todo Vélez le quedó la sensación de que el punto era insuficiente para sus aspiraciones de pelear arriba. Para el equipo de Liniers, el empate resultó valioso sólo porque parecía tener el partido perdido. Pero, a los efectos de su propósito de meterse en la lucha grande, la igualdad le sirve hasta ahí. Por carácter transitivo, Argentinos vivió el resultado final más como una frustración que como un clink, caja.

Se nota que los dos equipos se están adaptando a los postulados de sus nuevos entrenadores. Ninguno lo pudo disimular. Ricardo Gareca pretende un Vélez con mucha elaboración y por eso volvió a poner de entrada a Hernán Rodrigo López solo arriba, con Maximiliano Moralez y Darío Ocampo jugando de doble enlace. Pero Vélez recién encontró su mejor versión en la etapa final, cuando Jonathan Cristaldo ingresó por Ocampo y el equipo tuvo mayor presencia en los metros finales. El otro gran acierto de Gareca resultó la entrada de Nanni por Gastón Díaz, un cambio audaz que terminó por volcar la cancha hacia el campo de Argentinos.

Claudio Vivas quiere un Argentinos combativo y solidario, que intente jugar la pelota al ras a partir de dos ejes: Néstor Ortigoza y Gabriel Peñalba. Sin ser una maravilla ni mucho menos, la apuesta le venía saliendo bien hasta el primer cuarto de hora del segundo tiempo al ex ayudante de Marcelo Bielsa.

Juan Mercier cumplió muy bien el trabajo silencioso que Néstor Gorosito tanto le ponderó mientras duraron las negociaciones para que fuera a River. Y Argentinos ganaba desde los 32 por aquel penal convertido por Ortigoza, luego de una gran habilitación de Peñalba y de la posterior infracción de Germán Montoya sobre Gabriel Hauche.

Superada la primera mitad de la etapa final, Vélez volcó el terreno y los cambios propios y ajenos hicieron el resto para que Argentinos terminara dedicado casi exclusivamente a protegerse. Así como Gareca arriesgó al meter mano, Vivas contribuyó a que su equipo retrocediera demasiado, especialmente con la entrada de Ignacio Canuto por Nicolás Pavlovich.

Sebastián Torrico le tapó un mano a mano a Cristaldo y Moralez la tiró apenas afuera solo ante el uno. Daba la sensación de que Vélez estaba condenado a la derrota. Pero Argentinos se conformó más de la cuenta, al punto de que en un córner a favor su técnico ordenó que sólo tres hombres subieran al área rival. Hasta que, sobre el cierre, Emiliano Papa mandó el tiro libre que Nanni cabeceó al gol y Vélez puso las cosas en su lugar.

Comentá la nota