Los argentinos aparecen muy atrás en Dubai.

El norirlandés Rory McIlroy se mantuvo en la punta del Clásico del Desierto, en Dubai, cuya tercera vuelta se detuvo después de 10 hoyos, al suspenderse por falta de luz.
Los 169 golpes le alcanzaron a McIlroy para tener una ventaja momentánea de dos golpes sobre el australiano Richard Green, quien estaba en 13 debajo del par después de 11 hoyos. En el tercer puesto se ubicó el sudafricano Louis Oosthuizen, quien juega en el grupo de McIlroy.

El correntino Ricardo González, con 217 golpes, se ubica en el 61er puesto, en tanto que el misionero Daniel Vancsik (quien no pudo completar el recorrido, ya que llegó al hoyo 14), tiene un provisional de +5 y se ubica 68°. El abierto de Dubai forma parte del circuito asiático y reparte premios por 2.500.000 dólares, de los cuales 323.500 serán para el ganador. El chaqueño José Cóceres, que anteayer no pasó el corte clasificatorio, fue el triunfador de este torneo en 2000.

Comentá la nota