Argentinos que adoptaron en Haití piden ayuda oficial

Las familias argentinas, que adoptaron niños haitianos y que bregan porque sus hijos sean sacados del devastado país, se acercaron ayer a Cancillería para reclamar algún tipo de asistencia oficial que les permita poner a salvo a sus hijos. Pero no recibieron respuesta. Así lo explicó a Clarín Damián Lodola, uno de los padres involucrados.
Lodola no comprendía ayer la razón por la cual el viernes pasado desde Cancillería les habían comunicado que el tema de asistirlos "excedía" al Palacio y que por lo tanto no se podía hacer nada al respecto, cuando hasta horas antes -según relató- el Ministerio de Exteriores se había mostrado dispuesto a asistir a las familias en su desesperación por sacar a los niños de Haití.

El "cambio radical" en la postura de Cancillería llegó "desde arriba" y sin "ningún tipo de argumento o razón lógica", lamentó Lodola en diálogo con Clarín. Y expresó sus deseos de ser recibidos por la Presidenta Cristina Kirchner para "informar y ser informados" sobre por qué el gobierno no puede asistirlos.

En total, se trata de 14 familias que estaban en proceso de adopción, previo al terremoto del 12 de enero, con niños ya asignados, esperando finalizar trámites. No se trata de nuevas adopciones. En total son 16 niños.

Por el terremoto, las entidades públicas de Haití literalmente quedaron en ruinas. Y las familias con adopciones ya tramitadas buscan que Cancillería los asista tal como hicieron otras naciones. "El único país que no hace nada es Argentina", se quejó Lodola, quien justificó: "Los chicos están en una situación peligrosa y pedimos que se haga lo mismo, pero no tenemos una respuesta del gobierno".

Es probable que Cancillería emita hoy una comunicación oficial sobre el tema. El texto estaría en sintonía con las recomendaciones de organismos internacionales como Unicef, que han advertido sobre los riesgos de precipitarse en las adopciones en Haití, lo que puede derivar en errores de identificación o secuestros. Pero las familias argentinas no quieren seguir esperando. Y un grupo de 4 ó 5 padres ya están planeando viajar el jueves a Dominicana para ingresar a Haití y resolver el tema personalmente. "Estamos a la deriva", señaló Lodola.

Comentá la nota