ARGENTINO A / BOCA UNIDOS 1 (4) - PATRONATO 0 (2): A lo Boca

Al igual que el Xeneize de Bianchi, el equipo correntino venció a Patronato en los penales y ascendió al Nacional.
Otra vez por penales, otra vez en una final. Boca sacó esa chapa que siempre lo caracterizó. Pero ahora no es el que todos conocen: el de Bianchi, que supo quedarse tantas veces con la Libertadores y la Intercontinental. Este es el Boca correntino, el que dirige Frank Kudelka, que necesitaba dar vuelta la historia para subir a la BN. El empuje constante, las ganas y la actitud ganadora hicieron parecerse más a estos dos equipos que comparten un nombre y además tienen un plus extra para jugar este tipo de finales.

El conjunto correntino se hizo fuerte en casa y pudo torcer la historia adversa ante Patronato, ganándole por la mínima diferencia y obligando a la definición por penales, ¡dónde pudo gritar ¡Campeón! en su provincia y ante su gente.

El partido se jugó con los dientes apretados, como una verdadera final. En la primera aproximación profunda llegó la apertura del marcador para el local. Monrroy asistió a Núñez y el goleador no perdonó. Así se fue el primer tiempo, con poco juego, mucha entrega y fricción por parte de ambos conjuntos. El complemento mostró mejor al local, que presionó en campo contrario. Para colmo el visitante se quedó con un hombre menos por la expulsión de Zuvinikar. Pero los de la Ribera eran puro empuje y en los metros finales carecían de ideas para lastimar al rival. Así se fueron consumiendo los minutos y el pitazo final de Baliño sentenció que el ascenso se definiría desde los 12 pasos. Las cosas se empezaron a encaminar para el local cuando Márquez desvió el primer penal de la serie, sumado a la efectividad y a la atajada de Mazzón en el tercer remate, terminaron por decretar el ascenso de Boca.

Corrientes vuelve a tener un representante en la elite del ascenso. El team de Kudelka se calzó la pilcha del Xeneize, dio vuelta la serie, fue efectivo en los penales y ascendió al Nacional. Ganó a lo Boca...

Comentá la nota