Argentina volvió a ganar y consiguió un pasaje histórico

En Belgrado, el debut será el miércoles frente a Cuba y el viernes jugará con Brasil.
La historia tenía reservada otra página gloriosa para el voleibol argentino. Este equipo joven, en formación como parte de otra etapa de crecimiento y la renovación logró lo que nunca antes. Argentina se clasificó por primera vez para jugar la fase final de la Liga Mundial tomando como excepción que sólo una vez estuvo en esa instancia cuando la organizó en 1999, en Mar del Plata.

Con los nervios de todos, los de adentro y los de afuera, Argentina, que perdía dos sets a uno, ganó el cuarto por 25-18 y allí mismo --ya que con un punto le alcanzaba-- supo que Belgrado la espera para el hexagonal desde el miércoles.

Ese punto final de Lucas Chávez cristalizó una actuación sobresaliente de Argentina en el grupo B que compartió con su rival de anoche, Francia, Serbia y Corea del Sur. Pero también hubo una producción colosal de Gabriel Arroyo, como atacante y marcador. Aportó Porporatto con su capacidad para bloquear. Reapareció Guillermo García y Luciano de Cecco, que hasta se dio el gusto de ganar un mano a mano, confirmó que está para ser otro jugador de elite.

La historia estaba esperando a Argentina y Argentina, como antes, le volvió a responder con una sonrisa de esperanza.

El primer set había empezado mal, siguió igual y terminó más o menos de la misma manera para el equipo visitante. Primero porque una lesión de Oliver Kieffer, su principal bloqueador, lo sacó del encuentro. Después porque la Selección de Weber funcionaba como una maquinita como que se escapó 4-0 y Blain, el DT francés, paró el juego por primera vez.

Dos aces de Scholtis pusieron a Argentina cada vez más lejos en el marcador (10-4) y enseguida un toque de Arroyo clavó la máxima diferencia en 14-7. Pero Blain cambió el armador, después puso a Moreau como opuesto por el irregular Rouzier y Francia empezó a limar la diferencia. En tanto, Argentina fallaba en los contraataques, la recepción perdió eficacia y, como de la nada, Francia apareció 30-29. Hasta que un enorme bloqueo de Spajic más una bola de Geiler que se fue ancha le dieron el set a Argentina en medio de la euforia de 9 mil espectadores que desbordaron el estadio sanjuanino.Argentina no pudo mantener la regularidad en el segundo "chico" y lo perdió 25-22. Como sucedió con Blain en el arranque del juego, Weber buscó en el banco los cambios que mejoraran la situación. Por eso entró Chávez por Scholtis para atacar por las puntas y Porporatto por un poco certero Spajic. Finalmente, la fatiga muscular de De Cecco permitió el ingreso de Uriarte, quien falló en un servicio para que los franceses siguieran en el partido y con la ilusión intacta. En el tercer set todo se complicó aún más con el 25-21 para Francia. Hasta que en el cuarto todo empezó a cambiar y Argentina se reencontró con la historia...

Comentá la nota