"Argentina tiene un plus".

El DT está tranquilo y tiene tanta fe para el Premundial que prefiere no arriesgar a Oberto y Nocioni, adelanta que llamará chicos y que habrá alguna sorpresita...
Casi no tuvo tiempo de digerir el trago amargo que significó perder la final de la Liga con Atenas. Rapidito, Sergio Hernández tuvo que poner su mente en la Selección y el Premundial que entregará cuatro pasajes para Turquía 2010. Es que este viernes dará la lista de convocados, "de 17 a 18", según le contó a Olé, para el torneo que comienza el 26 de agosto en Puerto Rico.

-Hay certezas, dudas y alguna renuncia. ¿Cómo estás en relación a la lista: tranquilo o preocupado? -Tranquilo, como esperaba estar... De las bajas no hay ninguna por querer descansar o algo así, son por procesos de recuperación de lesiones. Es más, pensé que jugadores como Manu, Nocioni y Oberto estaban afuera del torneo porque necesitaban dedicarse más a recuperarse de sus temas físicos. Hablé con Chapu y Fabri y les dije que una vez que la Seleccíón les podría dar a ellos, lo aprovecharan... Sé que quedaron eliminados rápidamente y lo que dijeron en Olé, pero... Yo les dejo la puerta abierta, obvio que son bienvenidos, pero preferiría que no arriesguen nada y estén a full para el Mundial. -Pero a Oberto le gustaría jugar para tomar ritmo y agarrar confianza.

-Sí, lo sé. Está fuera de discusión que quiere jugar, incluso me dijo que no tendría dramas en ser puesto en la lista. Es más, podría venirle bien, pero el suyo es un tema de salud y debería poner toda la energía en recuperarse de eso.

-¿Te sorprendieron las ganas de Nocioni, el tratamiento difícil que está haciendo para acelerar su rehabilitación?

-Nada me sorprende de Chapu. Si cuando supo en el 2007 que le iban a poner una bota, me dijo "si me necesitás en Las Vegas, juego con la bota". Y luego de lo que hizo contra Lituania, por el bronce... No podía jugar. Y jugó igual. Está con un tratamiento agresivo, muy invasivo, pero yo no quiero que acelere los tiempos porque si por hacerlo, llega con lo justo a su próxima temporada y otra vez la sufre como la que pasó, es peor el remedio que la enfermedad.

-No parecen preocuparte estas posibles bajas.

-Nosotros podemos conformar un buen equipo sin hacer locuras. Es más importante que ellos tengan una buena próxima temporada y estén para ir a Turquía.

-Te habrá dejado tranquilo el sí de Prigioni.

-Claro. Ya lo sabía, hablo mucho con él... Sólo que no quería adelantarse... Me dijo que disfruta jugando en la Selección y no quiere perderse ningún torneo.

-¿Porta y Gianella, por haber sido sus suplentes en la base, estarán?

-No hablé con ellos pero no por haber sido sus suplentes cuentan con un lugar asegurado. La tienen que pelear. Como la mayoría.

-¿JP Cantero y Juampi Figueroa podrían estar? Fueron dos de los mejores bases de la Liga.

-No lo tenía tan visto a Cantero y me sorprendió con su seguridad y madurez. Fue el mejor base de la fase regular. Y lo de Figueroa lo tenía menos. Mirá que intentamos de todo con él... Fue el único jugador de la final que nunca perdió la línea, ni festejó de más, ni protestó, ni se cayó nunca... Tremendo.

-¿Habrá muchos jugadores de la Liga en la lista? -Habrá más que otras veces... Habrá del exterior, varios de la Liga y alguna sorpresita también.

-¿Seguirá el recambio?

-Armaremos un equipo competitivo y con jugadores que puedan estar diez años más. Pero mi concepto es que no toda la presión del recambio es de la CABB, que bastante bien está trabajando con Tolcachier. Es de los clubes y los que estamos ahí proveer de recambio. La Selección tiene que ir con lo mejor y clasificarse.

-La clave parece ser la inclusión de Carlitos Delfino. ¿Cómo la ves?

-Creo lo mismo. Es decisiva su participación. Hablé poco con Carlitos y quiere jugar. El tema es el hombro. Pero tengo mucha ilusión de que esté. A nivel panamericano puede cubrirme los puestos de base, escolta y alero.

-Se te nota tranquilo, como que no creés necesitar mucho para clasificarse. ¿Qué nivel de dificultad tiene el torneo?

-El torneo será duro y nada está ganado. Pero Argentina, si bien tiene la presión de defender el prestigio, tiene un plus. Somos latinos, sabemos jugar las competencias continentales, pero está la educación europea, el roce... Ese equilibrio nos da una ventaja. Y en estos torneos, además, hay mucha presión porque muchos países sienten obligaciones de clasificarse y Argentina siempre responde mejor ante la presión. -¿Vamos al torneo un escalón arriba, junto a Brasil y Puerto Rico?

-Creo que sí. Pero no sacaría a Uruguay, que tiene una mediacancha temible con Osimani y García Morales, más Batista abajo. Le falta recambio y en torneos así sufre el desgaste porque juega cada día a máxima intensidad. Los caribeños se toman una o dos noches libres, pero los uruguayos no. Pero pienso que es el equipo que puede dar el salto de calidad desde el segundo pelotón. -¿Que la sede cambiara, de México a Puerto Rico, benefició o perjudicó?

-Nos benefició a los candidatos. México, en casa, se iba a potenciar, pero afuera es otra cosa. Puerto Rico también se potencia, pero no modifica tanto. Ya iba a ser favorito en México.

Oveja está, como siempre, tranquilo, confiado y positivo. Y lo transmite...

Comentá la nota