Sub 20: Argentina sufrió para clasificar al hexagonal final del Sudamericano.

Sub 20: Argentina sufrió para clasificar al hexagonal final del Sudamericano.
Empató 2-2 con Ecuador en Maturín, pero estuvo abajo en el marcador a doce minutos del final. El sábado comenzará su participación en la próxima fase.
Sufrió mucho, pero finalmente festejó. El seleccionado argentino Sub 20 se clasificó al hexagonal final del Sudamericano de la categoría al empatar 2 a 2 con Ecuador, en el último partido del Grupo A, y ahora buscará un lugar en la Copa del Mundo que se jugará en Egipto. El equipo de Batista comenzó arriba, se lo dieron vuelta y lo pudo empatar a poco del final.

Los fantasmas de los goles en contra al comienzo de los partidos esta vez no fueron un problema para los argentinos. En los primeros 20 minutos el juego del conjunto de Batista se limitó a dormir la pelota en su sector defensivo y tratar de buscar, esporádicamente, por las bandas a Eduardo Salvio e Iván Bella, mientras que los ecuatorianos incomodaron con pelotazos cruzados cada vez que llegaban a tres cuartos de cancha en ataque.

Leandro Velázquez no gravitó como ante Colombia, tampoco Franco Zuculini, más dedicado a la marca que a soltarse con las corridas que lo distinguen en Racing. Sabiendo que tenía dos resultados a su favor para avanzar en el certamen que otorga cuatro lugares para la próxima Copa del Mundo, en Egipto, Argentina apostó a la contra.

A los 25 minutos se armó el partido, porque apareció el hasta ese momento ausente delantero Jonathan Cristaldo, quien recibió un rebote pero su tiro se fue por arriba. Fue el impulso que necesitó Argentina para comenzar a mostrar un poco del fútbol que exhibió de a ratos desde que comenzó el Sudamericano.

El gol iba a llegar siete minutos más tarde. El equipo de Batista hilvanó la mejor jugada desde que llegó a Maturín, con una doble pared entre Velázquez y Cristaldo que terminó en los pies de Gaitán para marcar el 1-0. Todo demasiado redondo para un conjunto argentino que parece signado a transitar por el camino del sufrimiento.

Pero a los 39, los ecuatorianos encontraron el empate en la cabeza de Jefferson Pinto ante la mirada de su marcador, Fernando Tobio. Así fue que el descanso llegó con la sensación de que el resultado parcial era justo, porque los dos equipos se acordaron de lo que era jugar bien en los últimos quince minutos.

El inicio del complemento pareció un calco del primero, pero la primera llegada de peligro esta vez fue para Argentina. A los 11 minutos, Bella le entregó un pase en profundidad a Salvio, pero el delantero de Lanús desperdició su chance definiendo mal.

Este fue claramente el peor partido de Argentina en el certamen, porque en el segundo tiempo, con el cansancio físico por la seguidilla a cuestas, se dedicó a dejar pasar el tiempo tratando de controlar la pelota como se podía.

Así como fue de de malo fue de angustiante, porque a los 32 Juan Carlos Anangono cabeceó al gol ante la atenta mirada del arquero Rodríguez, para que se paralice el corazón del Checho, que volvería a latir un minuto después, por una corrida de Bella, quien entrando al área enganchó para hacer pasar de largo dos camisetas ecuatorianas.

El festejo alocado del mediocampista de Vélez le costó una tarjeta roja, que se olvidará rápidamente por haber estampado con gran categoría el 2-2 final. Argentina mostró muy poco contra Ecuador, igual que frente a Venezuela, Perú y Colombia, y con eso le alcanzó para acceder al hexagonal final del Sudamericano Sub 20, donde espera su próximo rival -el sábado- y la sede, para soñar con una plaza en el Mundial que comenzará el próximo 23 de septiembre.

Comentá la nota