Argentina o Suecia

Colombia enfrenta una nueva demora en la liberación de rehenes por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La novedad del caso la develó la revista colombiana Semana: la organización guerrillera habría rechazado a Brasil como garante del operativo de rescate de dos militares anunciada en abril del año pasado.
Argentina o Suecia serían los países propuestos por la guerrilla para la liberación de los secuestrados, informó el semanario. Sin embargo, existen versiones encontradas. Carlos Lozano, integrante del movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz, desmintió categóricamente el hecho mientras que el secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, afirmó que aún no se definió el gobierno que participará en la liberación.

Ni el gobierno ni el Comité Internacional de la Cruz Roja, ni la Iglesia se explican qué se traen entre manos las FARC, informó ayer la publicación colombiana. Las liberaciones del sargento Pablo Emilio Moncayo, del soldado Josué Calvo y la devolución de los restos del fallecido mayor Julián Guevara se esperan desde el año pasado sin ningún resultado. Y ahora una nueva traba parece demorar la entrega de los rehenes. Según informó la revista Semana en su edición del domingo, las FARC habrían rechazado a Brasil como garante y mediador técnico de las liberaciones sin que sea precisado el porqué de la decisión. El informe agrega además que Argentina y Suecia fueron los países propuestos por la guerrilla para intervenir como garantes, razón por la cual el gobierno de Alvaro Uribe habría iniciado inmediatamente contactos con la Embajada de Suecia para lograr su colaboración.

Sin embargo, el periodista e integrante del grupo mediador Colombianos y Colombianos por la Paz, Carlos Lozano, salió a desmentir categóricamente la información dada por la revista. "Esas versiones faltan a la verdad. No es cierto que se haya rechazado a Brasil", declaró el periodista según informó el diario EL País de Colombia. "En el pasado sí hubo algunos inconvenientes por declaraciones guerreristas emitidas por el canciller brasileño, Celso Amorim, pero eso se superó pronto", reconoció el director del semanario comunista Voz. De acuerdo con sus dichos, los argumentos utilizados por la revista "son antiguos y no se corresponden con la posición actual de la guerrilla. Este tipo de información no contribuye al desarrollo del proceso humanitario y hace daño a las familias de los uniformados", finalizó.

Asimismo, el secretario de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, reiteró que aún no hay un pronunciamiento oficial sobre el país que participará en el proceso de liberación. "Hasta este momento nunca se tuvo claro cuál era el país encargado de garantizar las liberaciones. Todavía no hay ningún pronunciamiento oficial de aceptación de los dos lados, del gobierno y de las FARC", aseguró el clérigo.

Se espera que esta semana se reanuden las negociaciones con la organización guerrillera. El martes pasado la mediadora ante las FARC para la liberación de rehenes, la senadora Piedad Córdoba, señaló en entrevista con medios locales que las liberaciones pueden tardar incluso un mes más. "Hay un 80 por ciento de posibilidad de que salgan en los primeros días de febrero, todo depende de la voluntad del gobierno y de las FARC", afirmó la congresista opositora.

Comentá la nota