La Argentina sigue a Brasil y adopta la norma japonesa de televisión digital

Todo está listo para que mañana Cristina Fernández lo anuncie oficialmente. La medida surge luego de varios años de puja entre las normas europea, japonesa y de EE.UU.
A cuatro años de que el Gobierno acordó con Brasil la adopción conjunta de la norma de televisión digital, el trato se concretará finalmente mañana, cuando la presidenta Cristina Fernández y su par Luiz Inácio Lula Da Silva anuncien la elección del sistema japonés denominado ISDB-T, en el marco de la cumbre Unasur.

El sistema –que no se aplicaría rápidamente sino que exigiría un periodo de transición de años–, promete multiplicar la oferta televisiva, ya que la tecnología digital permite comprimir las señales y multiplexarlas, es decir, dividir cada canal en varias emisoras.

Según trascendió, el Gobierno argentino firmará un convenio con el japonés y otro con el brasileño. La decisión oficial se complementará con el asesoramiento de otros dos foros para la instrumentación: uno oficial y otro con representantes del sector privado.

El mercado daba por sentado que la administración de Cristina Fernández se inclinaría finalmente por la norma nipona. El tema ya parecía cerrado el año pasado, cuando en agosto el ministro de Planificación, Julio De Vido, viajó a Brasilia y mantuvo un encuentro calificado como "fuera de agenda" con Lula para tratar, principalmente, este tema.

Ese gesto determinó que Estados Unidos redujera al mínimo su campaña para promover el estandar ATSC (evolución del vigente en el país NTSC) y competidor del brasileño. "En noviembre del año pasado tuvimos la última reunión con funcionarios. Se les volvió a presentar las carpetas con algunos miembros de la norma", reconoció Juan Carlos Guidobono, consultor para la región de ATSC Forum. La otra norma que pujó con la brasileña fue la europea DVB (superadora de la actual PAL N, también usada en la Argentina) y el consorcio que la impulsa dejó de tener representante en el país desde fines del año pasado.

De todas formas, Guidobono sugirió que la ISDB-T puede encontrarse con alguna traba administrativa inesperada. "El país ya había adoptado la ATSC durante la presidencia de Carlos Menem, cuando el secretario de Comunicaciones era Germán Kammerath, por lo que la elección de la japonesa debería venir acompañada de una derogación", afirmó.

"Efectivamente, en 1998 establecimos como estandar para la TV digital la norteamericana. Eso nos llevó a un enfrentamiento no público con el gobierno brasileño que se veía a la zaga de la Argentina en esta materia", recordó en igual sentido Mauricio Bossa, ex secretario de Comunicaciones.

Las empresas de telecomunicaciones defendieron activamente la norma europea y en 2007 invitaron al ex titular del Comfer, Julio Bárbaro, a participar de una ronda de encuentros con empresas en Barcelona. Hoy, desde la cámara que nuclea a las telefónicas, Cicomra, dicen no tener preferencias.

"Tenemos empresas asociadas que están involucradas con las tres normas", afirmaron desde la entidad. Y reconocieron que "pasó tanto tiempo, que el tema pasó a un segundo plano".

Comentá la nota