Una argentina será jueza de la Corte Penal Internacional de La Haya

La directora de Derechos Humanos de la Cancillería, Silvia Fernández de Gurmendi, se convirtió en la primera argentina en ser nombrada como jueza de la Corte Penal Internacional de La Haya, informó el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana.
Fernández, una jurista de carrera que participó en el Estatuto de Roma que rige a la Corte internacional, fue la elegida para el cargo al superar a otros dos postulantes.

En diálogo con un grupo de periodistas Taiana destacó la jerarquía de la funcionaria.

"Es una gran satisfacción y reconocimiento para la Argentina. Es una candidata de excelentes antecedentes y muestra el compromiso de la Argentina en la lucha contra la impunidad y la promoción de los derechos humanos", afirmó Taiana.

Esta Corte no se ocupa de juzgar a los Estados, sino a todas las personas que sean responsables de haber cometido crímenes en ciertos contextos específicos o llevados a cabo de manera sistemática o generalizada contra un grupo de la población.

Otro argentino, Luis Moreno Ocampo se desempeña como fiscal ante esa corte internacional.

En tanto, la actual integrante de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carmen Argibay Molina, integró, desde 2001 hasta la asunción en su cargo local el tribunal internacional que investigó en La Haya los crímenes cometidos en las guerras de secesión de los años 90 en la ex Yugoslavia.

La nominación de Fernández se dio mediante el mismo procedimiento que se utiliza para nominar jueces de la Corte Suprema, que incluye consultas a organizaciones de la sociedad civil y entidades profesionales y académicas, además de una audiencia pública ante el Senado de la Nación.

La jueza se recibió de abogada en la Universidad Nacional de Córdoba, consiguió un doctorado en Derecho la Universidad de Buenos Aires y desde 1989 es miembro del Cuerpo Diplomático Argentino.

Asimismo, es profesora titular de postgrado de derecho penal internacional en la UBA y autora de numerosas publicaciones especializadas en derecho internacional penal y derecho internacional público.

Desde 2003 hasta fines de 2006 se desempeñó como directora de la División de Cooperación Internacional de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional y participó de la totalidad del proceso de creación de ese tribunal.

Comentá la nota