"La Argentina sabía que venía una epidemia y no hizo nada"

"La Argentina sabía que venía una epidemia y no hizo nada"
Lo dijo Emilio Santabaya, ex director del Malbrán; habló de errores en la información oficial
La información y las recomendaciones respecto de cómo actuar ante la gripe A son variadas. Emilio Santabaya, médico epidemiólogo, que formó parte del Instituto Malbrán por más de 30 años y del que fue su titular entre 1990 y 1993, cuestionó duramente los que consideró "mitos" generados sobre la enfermedad, y criticó el hecho de que la Argentina supiera hace cinco años que esta epidemia podía ocurrir y que no haya hecho nada.

Durante una entrevista concedida a LA NACION en su casa de Floresta, dijo que el manejo de la epidemia por parte del Gobierno fue incorrecto y que la información que se brinda a la comunidad es confusa.

- ¿Qué ataca esta gripe?

- Generalmente, las vías respiratorias. Cuando esto sucede, la mayoría de las personas tienen fiebre, pero depende de cada ser humano cuánta temperatura levanta. Es un error informar que, si no es más de 38 grados, no deben realizarse consultas.

- ¿Cuándo hay que consultar?

- Si el enfermo tiene dolor de garganta debe consultar. También, si tiene dificultad respiratoria o dolor en el pecho. La gente con sintomatología debe aislarse en su casa.

-¿Por qué las autoridades no lo comunican así?

-Por el clamor de la gente se tomaron malas decisiones. La conducción de una epidemia es completamente diferente a la implementada en la Argentina. Desde un principio, debió ser vertical [con directivas unificadas para todos los distritos], mientras que aquí fue horizontal, permitiendo opiniones confusas. No puede ser que la Presidenta descalifique al ministro de Salud [Juan Manzur], aún cuando éste no sea especialista en epidemiología.

-¿El manejo de la enfermedad en México fue correcto?

-En México tuvieron la humildad de aceptar que no podían manejar solos la epidemia. Por eso mismo, pidieron ayuda a la Organización Mundial de la Salud y a Canadá. Estamos ante una danza alocada en la todos opinan como si supieran y lo extraño es que en el famoso comité de crisis no hay médicos especialistas en problemas respiratorios, como neumonólogos.

-¿Cuáles son las opiniones que usted considera imprecisas?

-Dicen que el virus vive horas en los soportes físicos. Eso no es así. Sólo se mantiene vivo si está recubierto de mucus. El virus es un parásito de las células y si no tiene presencia de ellas no puede vivir. Es muy lábil fuera del ambiente.

-¿Cuál es la tasa de mortalidad de esta gripe?

-No se sabe porque los datos son imprecisos. En epidemiología sabemos que, por cada infectado detectado, hay diez que pueden haberse contagiado. La fuentes de datos precisa es fundamental. Aquí no la tenemos.

-¿Los cuerpos de las personas que fallecieron por gripe A pueden contagiar?

-Es un disparate. Leí que el gobierno porteño dispuso que los cuerpos de aquellos fallecidos por gripe A debían ser velados a cajón cerrado, puestos en bolsas ecológicas dentro de los ataúdes y, luego, cremados. Los muertos no contagian gripe.

-¿Es recomendable que los infectados con gripe A tomen el medicamento Tamiflu?

-Escuché al doctor Stamboulian [Daniel, infectólogo de prestigio del país] recomendando abiertamente el Tamiflu y no es un medicamento para tomar por las dudas. Tiene contraindicaciones neuropsiquiátricas. Sólo tiene que ser recetado en casos específicos.

-¿Fue correcto extender las vacaciones escolares?

-Las actividades no deben cortarse. La gente debe aislarse si tiene síntomas y acudir al médico, nada más. La OMS dijo que el pico de esta enfermedad llegaría en la semana 29, justo cuando nuestras autoridades dispusieron que se reanuden las clases...

-¿Se sabía que podía registrarse una epidemia de gripe?

-Si, en 2004 la OMS envió un informe a la Argentina, que advertía sobre una posible epidemia de gripe que podría ser 900 veces mayor respecto del valor de las habituales. Las epidemias se miden con datos estadísticos. Cuando se superan los limites determinados de casos se puede advertir sobre una epidemia. Pasó un lustro y la Argentina, que sabía entonces que iba a venir una epidemia, no hizo nada. Estoy armando un proyecto para que haya un programa de salud, hasta ahora inexistente.

-¿Esta epidemia puede continuar durante el verano?

-No es muy probable. El año que viene debemos tener un especial cuidado porque, si esta gripe muta, estamos en problemas. Dependemos de la vacuna que puedan realizar los países del Primer Mundo. Si muta, la gran pandemia todavía está por venir.

Comentá la nota