En la Argentina hay remedios siete veces más caros que en varios países de Europa

En nuestro país, los valores de los medicamentos pueden ser mucho más caros que en el Viejo Continente, pese a ser de la misma marca y del mismo laboratorio. Reclaman políticas públicas para controlar los precios

Parece increíble, pero en la Argentina hay remedios siete veces más caros que en algunos países de Europa, pese a tener el mismo nombre comercial y del mismo laboratorio.

Por ejemplo, mientras que en nuestro país una píldora de Luminal, sedante y anticonvulsivo del laboratorio Bayer, cuesta $1,04 ($20,98 el paquete de 20), en España cada pastilla tiene un valor de 0,14 pesos.

Ante esto, Federico Tobar, ex coordinador general del Programa Remediar del Ministerio de Salud, señaló: "Cualquier fármaco que esté asociado a una marca comercial tiene cerca de un 90% de posibilidades de salir más caro en la Argentina que en Europa".

"Mientras que en toda Europa hay control de precios de los medicamentos, aquí la venta está completamente desregulada. Así, los precios que se cobran son absurdos", agregó.

En el mismo sentido opinó José Charreu, directivo de AAPM, la asociación que nuclear a los visitadores médicos: "Como acá no hay ningún tipo de control, los laboratorios pueden fijar el precio a su libre albedrío. Así, los valores van creciendo año a año de manera exponencial".

Por su parte Juan Sylvestre Begnis, presidente de la comisión de Salud Pública de la Cámara de Diputados, indicó: "Como hay una demanda efectiva, los laboratorios se aprovechan y abusan con los precios. Y eso que pagan un IVA reducido del 10,5 por ciento".

Mientras tanto, Ernesto Felicio, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), explicó que, de todas formas, "no perdamos de vista que la empresa, en el mejor de los casos, puede fijar los precios de salida del laboratorio. A partir de ahí hay una cadena de comercialización y una serie de márgenes que hace al precio final del medicamento. No es lo mismo distribuir un medicamento en la Argentina que en España. Así, un remedio que cuesta a la salida de fábrica $87, al consumidor le sale 175 pesos".

Al mismo tiempo, Raúl Gatica, director de Asuntos Públicos para el Cono Sur de Merck, Sharp & Dohme, subrayó que "hay varias cosas a considerar al comparar precios. Una, es la estructura de impuestos: en países europeos el IVA es del 6 por ciento. Otra, los derechos de importación: nosotros traemos el producto terminado, por lo cual pagamos tasas de importación que impactan en el precio final. El tercer elemento es que los sistemas de salud son completamente distintos que en la Argentina. Acá un porcentaje del descuento que paga el paciente lo absorbe el laboratorio (...) Pero son más económicos que en Chile o Perú".

Ante esto, la diputada y ex subsecretaria de Defensa del Consumidor Patricia Vaca Narvaja trabaja en un proyecto de ley para que sean regulados los precios de los medicamentos.

"Deben haber políticas públicas para controlar los precios. La salud no puede ser un bien de mercado", afirmó Vaca Narvaja, quien considera que la diferencia de precios entre el viejo continente y nuestro país es "infernal", publicó el diario Clarín.

Comentá la nota