Argentina propone crear activo financiero de infraestructura que permita captar inversiones

Argentina propone crear activo financiero de infraestructura que permita captar inversiones

El lunes y martes próximos se debatirá un temario global, entre los cuales el país también promueve el futuro del trabajo y la seguridad alimentaria global

De los tres ejes que la Presidencia argentina del G20 puso a debate global, los encargados de llevar adelante la discusión de aquí hasta fines de año esperan progresos en seguridad alimentaria, en la consideración de las transformaciones del mundo del trabajo y en el financiamiento de la infraestructura.

Los dos últimos puntos serán parte de una agenda más abarcativa que va desde la economía hasta la arquitectura financiera global, que se discutirá el fin de semana y exhibirá algunos avances entre el lunes y martes en la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del foro. Se trata del "canal financiero" del G20, que coexiste con el "canal de los sherpas", que abarca otros debates.

Pero en trabajo e infraestructura el país espera lograr resultados como representantes de la problemática de países emergentes y latinoamericano.

El vicepresidente del Banco Central, Demián Reidel, anticipó ayer que en materia de infraestructura, se impulsa que el G20 termine la presidencia argentina en noviembre con la definición de una suerte de "contrato base" para homogeneizar condiciones legales y situaciones que permitan el financiamiento de obras de infraestructura a nivel global.

"En el mundo hay necesidades de infraestructura ser financiadas hasta 2035 por u$s 5 billones y unos u$s 80 billones en activos de inversores, pero es necesario conectarlos, y eso hoy no sucede. Los organismos internacionales de crédito no tienen la capacidad para canalizar esos fondos en las obras de infraestructura, en la que se especializan", planteó el financista.

En ese sentido, planteó en una presentación realizada ayer a la prensa junto con la representante del Ministerio de Hacienda, Laura Jaitman, que se procura "crear una nueva clase de activo financiero", para financiar la infraestructura, que tienen singularidades en los distintos países.

"Por ejemplo graficó Reidelun puente que en el cálculo de valor presente incluye el cobro de peajes, puede, por razones diferentes, no terminar de ser construido". En ese sentido, refirió la experiencia del mercado de bonos, que sólo hace una década se "standarizó", en término de algunas situaciones legales, de ejecución de acciones de clase, y permitió darle liquidez de mercado, "Si uno sabe cómo salir, lo seduce entrar", añadió.

En cuanto a la materia de infraestructura, Jaitman agregó que se trata no sólo de infraestructura física "sino también de acceso al mundo digital.

Acerca de la agenda del trabajo, Jaitman subrayó que es preciso "entender el nuevo cambio tecnológico, y qué es lo que los países tienen que hacer para que la transición permita que las oportunidades se manifiesten para todos".

En ese sentido sostuvo que hay que entender el impacto de la tecnología en la vida de la gente, y para ello consideró que es necesario abordar un análisis que incluya "los sistemas de seguridad social y las buenas prácticas" de gobiernos y empresas.

La del lunes será la primera de la cinco reuniones ministeriales de este año, tres en la Argentina, en marzo, julio y noviembre, una en abril en Washington, en el contexto de la reunión anual del FMI Banco Mundial, y en octubre en Indonesia.

Comentá la nota