La Argentina pretende organizar el Mundial 2010

Decidió postularse ante los problemas organizativos de Turquía; el Gobierno lo incluiría en los festejos del Bicentenario y sería la despedida ideal para Ginóbili
Desde hace dos semanas, cuando en la asamblea general de la FIBA trascendieron los problemas que enfrenta Turquía para organizar el Mundial 2010, los dirigentes argentinos empezaron a postularse para tomar la sede.

El inmediato interés surgido del gobierno nacional y de la Secretaría de Deporte incentivó las gestiones. Incluso se iba a aprovechar hoy la llegada del secretario general del organismo mundial, el suizo Patrick Baumann, para realizar un ofrecimiento oficial. Baumann, que anoche no pudo viajar, iba a asistir mañana a la despedida de Horacio Muratore como titular de la Confederación de Básquetbol y a la asunción en su lugar del vice Germán Vaccaro. De todos modos, su ausencia no impedirá que continúen las gestiones.

"Por ahora es sólo una ilusión, pero existe interés del Gobierno y de la Secretaría de Deporte de incluirlo dentro de los festejos del bicentenario de la Revolución de Mayo", afirmó con entusiasmo el propio Muratore.

"¡Te imaginás! Sería la despedida ideal de la selección nacional de Manu Ginóbili", agregó Vaccaro. Hay que recordar que el bahiense dijo alguna vez que en su cuenta pendiente está ganar un Mundial (fue subcampeón en 2002) y siempre pensó en llegar al de 2010. También que desde hace tiempo la Confederación busca un certamen adecuado para organizar y tributarle un reconocimiento a la Generación Dorada.

"Contamos con buenas posibilidades, pero pronto empezarán a aparecer otros interesados. Ya se habla de Australia, España, Grecia y China", señaló Muratore, integrante del buró de FIBA y futuro presidente de Fibaamerica a partir de marzo de 2010.

No hay duda de que políticamente la Argentina está en una posición casi ideal para asumir el compromiso que dejarían los turcos. También en el aspecto deportivo, pues figura en el primer lugar del ranking mundial.

FIBA envió una comisión especial para analizar los trabajos en Turquía, que ya avisó que no construirá el prometido estadio para 20.000 espectadores. "Hay que esperar hasta el 15 de febrero, cuando la FIBA estudie los informes y decida si cambia la sede", dijo también Muratore. Los puntos en contra están en la falta de grandes estadios. "Estamos estudiando la viabilidad y el tiempo que puede demandar el techado del estadio de Parque Roca. Eso es clave", explicó el máximo dirigente argentino. Debe recordarse que desde 2006 se juega con 24 países, lo que aumenta de 4 a 6 las sedes. "No tenemos tantas ciudades grandes con buenos estadios", reflexionó Muratore.

En cuanto a las cuestiones económicas, se sabe que este tipo de torneos son un negocio. Hay millonarios derechos de televisión, sponsors del mejor nivel y todo depende de cómo se arreglen los números. Hay esperanzas.

* La sede de 2014 marginaría a tres potencias

En la puja por conseguir la organización del Mundial 2014 sólo quedaron tres países: China, Italia y España. Ergo, los tres estarían impedidos de ofrecerse ahora, antes de que se adjudique la de 2014, para sustituir a los turcos en 2010. Hay que esperar hasta el 15 de febrero, cuando la FIBA decidirá sobre la situación de Turquía.

Comentá la nota