La Argentina se prepara y declara la alerta sanitaria

Consideran inevitable la aparición de algún caso; refuerzan los controles en las fronteras
Extremando la vigilancia de los viajeros que llegan de México y Estados Unidos, y con los hospitales en alerta, las autoridades sanitarias argentinas se preparan para recibir la inesperada visita de la gripe porcina. Por el flujo permanente de personas que pasaron por el foco de brote mexicano, en la Argentina consideran inevitable la aparición de algún caso y ya trabajan para contener una posible epidemia.

Una de las recomendaciones que recibieron los centros de salud argentinos es informar de inmediato sobre cualquier consulta realizada por personas que, en los últimos diez días, hubiesen llegado de México.

Anoche no se había detectado ningún pasajero con síntomas de la enfermedad en los vuelos llegados de ese país, el más afectado por la epidemia. No obstante, la mayoría de los pasajeros que llegaban tenían barbijos en el cuello o en los bolsillos y afirmaban haberlos usado durante todo el vuelo.

Entre los recién llegados había familias enteras que decidieron adelantar el regreso de sus vacaciones. Y casos como el de Dafne Zirlinger, una argentina que vive en México con su familia y que anteayer a las 3 de la mañana decidió subir a sus tres hijos a un avión y volar a la Argentina. "Es terrible lo que se está viviendo allá. Ni sé qué puse en las valijas", dijo a LA NACION.

Pasadas las 19, Lorena Kluger esperaba ayer a su hermana, que volvía de Ciudad de México. Había comprado tres barbijos, un Lisoform y alcohol en gel, todo para desinfectar a su hermana "por las dudas".

Mariano y Ana De Foronda, que pasaban sus vacaciones en Puerto Vallarta, volvieron ayer con los barbijos puestos. "Tuvimos que completar una encuesta acerca de si teníamos algún síntoma. Ese fue el control", contó Mariano.

Si se descubre alguna persona en el aeropuerto con síntomas de la gripe porcina, será derivada al hospital de Ezeiza, donde se preparó una sala de aislamiento. Para casos más graves se dispuso la utilización del hospital de Florencio Varela, confirmó a LA NACION el director de epidemiología bonaerense, Mario Masana Wilson.

"La aparición de un caso de gripe porcina no puede descartarse y es una posibilidad real; tenemos que trabajar para que, llegado el caso, no se expanda", indicó Masana Wilson.

En el Ministerio de Salud consideran que hay riesgo de pandemia por la gripe porcina, por eso se elevó el nivel de alerta sanitaria. La ministra Graciela Ocaña conformó un comité de crisis y se reunió ayer con sus principales colaboradores para analizar los próximos pasos. Con la epidemia de dengue aún activa, la gripe porcina sumó una mayor preocupación en la cartera de Salud.

Se decidió controlar a los viajeros en los aeropuertos de Ezeiza, Mendoza, Córdoba y en el Aeroparque, los tres últimos por ser usados para el aterrizaje de vuelos privados desde el exterior.

La alerta emitida por el Ministerio de Salud informa que los casos reportados de gripe porcina se ubican, principalmente, en Ciudad de México, San Luis Potosí, Oaxaca y Baja California Norte.

Y si bien no se decidió a nivel gubernamental la restricción de los vuelos a México, el Ministerio de Salud recomendó consultar "al médico de cabecera sobre los riesgos que se generan por visitar una zona afectada por la gripe porcina".

De manera oficial, la cartera sanitaria indicó que "la vacuna contra la gripe estacional no protege contra la gripe porcina".

Aunque no puedan prohibirse los viajes, la intención es desalentar el movimiento hacia México como una forma de contención primaria.

El Ministerio de Salud explicó que el mayor riesgo de contagio está en los niños y las personas mayores, especialmente con asma, diabetes y enfermedades cardíacas.

"Por ahora se piensa como enfermedad de viajero. En todos los lugares del mundo donde aparecieron casos fueron relacionados directamente con visitas a México. Por eso en los hospitales se preguntará sobre los viajes del paciente cuando presente los síntomas de la gripe", dijo Masana Wilson.

Esa será en principio la forma de diferenciar un posible caso de gripe porcina de un estado gripal común, propia de la estación climática. Los especialistas sanitarios argentinos pensaban anoche en cuánto esperaban la llegada de temperaturas bajas para tener un respiro con el dengue, pero el frío podría volverse ahora un peor rival que el mosquito.

Pese a que la primera puerta posible de entrada de la gripe porcina es Ezeiza, las autoridades sanitarias nacionales pedirán la vigilancia en todos los pasos fronterizos.

En las áreas sanitarias de la Nación, la ciudad y la provincia de Buenos Aires se considera que podrían haber ingresado en el país personas con la enfermedad en incubación antes de darse la alerta internacional el viernes pasado.

Línea para consultas de la Red Solidaria

* La asociación civil Red Solidaria, encabezada por Juan Carr, habilitó ayer una línea telefónica gratuita para evacuar dudas y difundir información sobre la gripe porcina, que causó la muerte de al menos 80 personas en México, anunció la agrupación. Red Solidaria exhortó a la ciudadanía a llamar al 4796-3923 ante cualquier inquietud vinculada con la enfermedad, cuyo agente transmisor pertenece al virus Influenza A. La asociación resaltó en un comunicado que los síntomas de la enfermedad son "fiebre alta, tos, estornudos, cansancio, fatiga y falta de apetito", entre otros.

Comentá la nota