En la Argentina podrían circular billetes fabricados con plástico

Entre sus beneficios están la mayor durabilidad, una mejor calidad, mejores normas de seguridad y menor absorción de polvo y suciedad. En contra, su alto costo de impresión y las complicaciones formales que implicaría contratar el servicio
De adoptar esta modalidad de billetes, la Argentina se convertiría en el número 20 del mundo que opta por emitir alguna serie de billetes. Fuentes del Banco Central de la República Argentina admitieron al diario La Nación que es una iniciativa "en estudio".

Entre sus beneficios está su durabilidad, su mejor calidad y una alta relación costo-eficacia por la incorporación de las más altas medidas antifalsificación y frente a la gripe A estos billetes absorben menos polvo y suciedad.

En su contra, su costo de producción duplica al de los billetes papel y según señalaron al matutino al haber un solo proveedor en el mundo "supone un alto riesgo de controversia sobre su costo".

Cabe destacar que Australia, país que desarrolló el proyecto, fue el primero en usar este tipo de billetes en 1988. Fue seguida por Nueva Zelanda y luego por Rumania, el primer país europeo en adoptarlos. En África fue Zambia el pionero y en Sudamérica, en Chile ya circulan en algunas denominaciones.

Comentá la nota