Argentina perdió con Serbia y define su todo en la última fecha.

El seleccionado argentino masculino de vóleibol perdió por 3 a 2 con su par de Serbia, en un irregular partido que se desarrolló en la ciudad de Formosa y pertenece al quinto fin de semana del Grupo B de la 20° edición de la Liga Mundial de la disciplina.
La decepción invadió a los casi 4 mil espectadores presentes en el estadio Cincuentenario de Formosa, porque la clasificación del equipo albiceleste para el hexagonal final se complicó y dependerá de los marcadores que registre en los dos últimos partidos con Francia. Un triunfo argentino hubiera permitido vislumbrar lo que vendrá de otra manera. Sin embargo, Serbia, que ya tiene garantizada su participación en la siguiente fase por el hecho de ser anfitrión, se llevó el triunfo con segmentos de 16-25, 25-21, 21-25, 25-20 y 15-10.

Con esta derrota, Argentina sumó una sola unidad y quedó segunda en la zona con 16 unidades, detrás de Serbia, que tiene 18 y por delante del tercero, Francia, que suma 14. De este modo, el conjunto orientado por Javier Weber se jugará literalmente la clasificación al torneo de los Seis Mejores (que se celebrará entre el 22 y el 26 del corriente) en los dos choques ante los franceses, en el Polideportivo Aldo Cantoni, de San Juan, el jueves y viernes próximo. Argentina, que reservó a los habitualmente titulares Gustavo Scholtis y Pablo Meana (líbero), arrancó muy bien, con firmeza en el ataque y mucha concentración, para ganar con autoridad el primer parcial por nueve puntos de diferencia.

En el segundo set, el combinado local empezó a mostrar los pasajes de irregularidad que finalmente le costaron el partido: los serbios consiguieron cinco puntos seguidos y pasaron del 12-14 al 17-14, para luego dominar finalmente el set por 25-21. En el tercer parcial, Argentina volvió a sacar provecho de los puntos del opuesto Lucas Chávez (reunió un total de 22) y Guillermo García (21), se benefició con algunos saques fallidos de su adversario y terminó ganando el pleito por 25-21.

En el cuarto, Serbia pasó a dominar las acciones a partir de la muy buena labor en el bloqueo en la red y un servicio impreciso de García le entregó el segmento por 25-20. En el tie break, los balcánicos lucieron más concentrados, lastimaron con algunos saques de Dragan Stankovic, los golpes del opuesto Sasa Starovic (19 tantos) y se pusieron rápidamente arriba por 8-3. Argentina reaccionó y se situó 7-9 abajo, con chances de pelear hasta la última bola. Sin embargo, Serbia tomó las riendas definitivamente y se abrazó al triunfo, con un claro 15-10.

Comentá la nota