La Argentina cae, mientras que Turquía se fortalece

Hace ocho años, dos países muy diferentes por geografía, cultura e importancia geoestratégica, estaban a punto de estallar. Uno, ubicado en el extremo sur de América y el otro en el extremo occidental de Asia, como puente con Europa. Casi al mismo tiempo, ambos le suplicaron una fuerte asistencia financiera a las principales potencias del mundo.
La Argentina recibió un "blindaje" internacional en 2000, pero, por su obstinación en mantener el tipo de cambio fijo pese a la suba del dólar explotó en menos de un año.

Turquía logró una ayuda superior, pero la aprovechó para devaluar con fuerza su moneda (la lira turca), y dejó atrás su alto déficit fiscal y su falta de competitividad.

La Argentina ha logrado un período de fuerte crecimiento económico entre 2003 y 2007, pero perdió relevancia por promesas incumplidas y un menor peso relativo en la comunidad internacional. Turquía también creció a un ritmo del 6% anual y, aun con sus enormes dificultades actuales, pretende estar entre las 10 economías más grandes del mundo en tres décadas. Ya está en el puesto 17°.

En función de ese objetivo, trata de compensar el fuerte peso de su agricultura con un creciente papel de la industria y de los servicios. Antes de la actual crisis, se afirmaba que este país podría incluso superar a varios de sus socios regionales que resisten su ingreso a la Unión Europea.

Informes de bancos internacionales precisaron que, desde 2001, en Turquía la inflación y las tasas de interés bajaron, que el tipo de cambio se mantiene estable y que la deuda pública se volvió más manejable. Este año sufrirá una fuerte contracción; se trata, según el FMI, de una de las economías más cíclicas de la región, pero tiene, por lo tanto, las condiciones de un rebote fuerte si en 2010 mejoran las condiciones.

La Argentina también podría jactarse de algunas mejoras cuantitativas frente a aquel período, pero, al parecer, pocos parecen estar impresionados por este cambio en la compleja comunidad internacional de negocios.

Comentá la nota