Argentina y México, por la gripe, tendrán más recesión

Según los pronósticos de bancos y analistas privados internacionales, la recesión en la Argentina generará una caída del 3% en el nivel de actividad durante este año. Descenso sólo superado por México, con un retroceso del 5,5%. El parate económico local continuó frenando los precios en junio
La Argentina y México, donde la Gripe A atacó con más fuerza, serán los países que más sufrirán la recesión este año. Según los pronósticos de bancos como JP Morgan, Barclays, y el Consensus Forecasts, la recesión argentina estará en el orden de 3% a 4,5% en 2009. Sólo México la superaría con 5,5%; mientras que Perú será el único país que seguirá creciendo a pesar de la crisis, aunque a menor ritmo que el año pasado.

Para los principales pronosticadores globales –que descreen de las estadísticas oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)– Brasil tendría una variación del 1% negativa en su Producto Interno Bruto (PIB). Así, la principal economía de la región será una de las que menos impacto sufrirá por la crisis internacional.

En tanto, Colombia tendría una recesión del 1% al 1,5%, Venezuela del 3%, y Chile del 1,5%. La tendencia mantiene lo ocurrido en 2008, cuando Brasil creció al 5,8%, Chile 3,2% y Colombia 2,5%. Justamente estos países –con Uruguay– fueron los que desde las naciones desarrolladas se señalaron como modelos a seguir para la Argentina.

Los informes destacan que los países latinoamericanos están en mejores condiciones de hacerle frente a la crisis económica global, gracias a que las familias y el sector privado en general está menos endeudado que en los países desarrollados. El ahorro en los últimos años también les permitió tener un colchón de liquidez, para hacer frente al parate de la actividad con medidas anticíclicas.

Paquetes

La mayoría de los pa

íses pusieron en marcha paquetes de estímulo fiscal que apuntalaron la demanda agregada y redujeron el impacto sobre el empleo de la crisis financiera internacional. A diferencias de otras crisis pasadas, la estabilidad reinó en variables macro clave, como el riesgo país, el tipo de cambio, la inflación y los saldos comerciales.

En la estabilización macro contribuyó la política de los bancos centrales y los acuerdos realizados con otras instituciones, como el Banco de Basilea (BIS, por sus siglas en inglés), Banco de Francia, Banco de China y la Reserva Federal, para fortalecer las tenencias de reservas y ganar credibilidad frente a la fuga de capitales y las potenciales corridas bancarias.

El crecimiento para 2010 en la región está previsto en 4%, si la recuperación efectivamente comienza en el último trimestre del año. Los mejores precios de los commodities ayudaron a estabilizar las economías regionales más golpeadas. En particular, el alza del petróleo por encima de los 65 dólares fue vital para las economías de Brasil y Venezuela. Sin embargo, serán sólo los países más creíbles los que recibirán en los próximos meses ingresos de capitales. La Argentina quedó por el momento fuera de la agenda global de los inversores.

El Banco Mundial estimó que los flujos de capitales privados a los países en desarrollo caerán del 8,6% del PIB en 2007 a apenas 2% del producto durante este año. El ingreso será selectivo y la inversión privada marcará el ritmo y la velocidad de la recuperación.

A pesar del panorama general, la epidemia de Gripe A, que en México ya costó 2 puntos del PIB, podría tener un impacto significativo en la Argentina, con un costo aproximado de 20.000 millones de pesos según el último dato del PIB argentino.

Comentá la nota