La Argentina no emitirá deuda hasta después del canje

La Argentina no emitirá deuda hasta después del canje
Es porque en Economía se apostaría a una baja considerable de la tasa de interés luego de la operación, que se calcula para enero próximo, como la llave para volver a salir a los mercados internacionales de crédito.
El Gobierno nacional no tiene pensado salir a los mercados internacionales de crédito hasta por lo menos el primer trimestre del año próximo, porque apuesta a bajar en forma importante la tasa de interés tras el canje de deuda que espera concretar en febrero próximo.

Así lo aseguraron fuentes oficiales a Noticias Argentinas, las que además indicaron que el Gobierno aguardará el resultado del canje para ver cuánto bajará la tasa de interés y después salir a los mercados internacionales de crédito. El canje y el rescate de títulos serán fundamentales para determinar si el mercado bajará a un dígito la tasa de interés, como quiere el Gobierno, agregaron las fuentes consultadas.

El Gobierno deberá esperar la aprobación para iniciar el canje internacional de rescate de los títulos de deuda en poder de los que no entraron al canje del 2005, de la Securitye Exchange Comission, el organismo que regula el mercado financiero de los Estados Unidos.

Se especula que esa aprobación se conocerá recién en la segunda semana de enero, y hará falta después, por lo menos un mes más para realizar una ronda de negocios para promocionar el canje en Estados Unidos, Europa y Japón.

Con lo cual el canje recién podría estar finalizando en marzo próximo, y tras la evolución de la tasa de riesgo, el gobierno decidirá, si lo necesita, salir a los mercados, a partir del segundo trimestre.

Una reacción más cercana, sobre como evalúan los inversores el riesgo financiero del país se verá en enero, cuando el gobierno realice, por licitación, la recompra de títulos a

través del creado Fondo del Bicentenario.

Ese fondo de u$s6.569 M servirá para pagar los servicios de la deuda del 2010 y el ministro de Economía, Amado Boudou aclaró que "se van a utilizar todos" esos fondos, con lo cual queda descartado de que no se utilice esa garantía para no comprometer las reservas del Banco Central.

Los servicio de la deuda para el año 2010 incluyen 530 para pagar préstamos garantizados; otros 2.592 para pagar capital e intereses de los BODEN emitidos en pesos y en dólares; otros 308 millones para pagar bonos Par, 451 millones para los bonos descuento, 500 millones para los BONAR y 2.187 millones para las deudas con los organismo multilaterales de crédito.

De como reaccionen los mercados ante estas dos operaciones de deuda, el rescate de títulos y el canje con los holdauts, dependerá la evolución de la tasa de interés y si finalmente el gobierno decide retornar al mercado internacional de capitales.

Crear este fondo le permitirá al gobierno pagar con reservas del Central, los compromisos externos, con lo cual tendrá un mayor superávit primario, porque le sobrarán los fondos presupuestados en la ley de presupuesto para hacer frente a esos compromisos, que son alrededor de 25 mil millones de pesos.

Este excedente puede ocasionar también, probablemente, la posibilidad de que el gobierno decida no acudir al mercado para no endeudarse externamente y siga recurriendo a las cajas de organismos oficiales, como lo hizo dura.

Comentá la nota