Argentina no dejó de ser buen negocio

Durante el difícil año 2008, el stock de inversiones extranjeras en el país se incrementó un 4 por ciento respecto de las radicadas hasta fines de 2007.
El valor total de inversión externa alcanzó los 79.902 millones de dólares al último 31 de diciembre, compuesto por 58.890 millones de inversiones en el capital de las empresas argentinas de propiedad extranjera y 21.012 millones de endeudamiento de las empresas del sector privado no financiero de capital extranjero con sus casas matrices o filiales del exterior.

Los flujos netos del año 2008 alcanzaron un valor neto record de 9546 millones de dólares, lo que implica un 25 por ciento de aumento respecto de los del año previo. El análisis también revela que hubo un incremento en el endeudamiento de las empresas extranjeras radicadas en la Argentina con sus matrices o filiales: del total de obligaciones contraídas, más de la mitad correspondían a sus matrices o filiales, en tanto que el 15 por ciento correspondía a entidades financieras y un 12 por ciento a proveedores.

Durante el último año, los aportes de capital a empresas crecieron un 40 por ciento respecto del año previo, registrando un valor de 3402 millones durante el 2008. Los aportes en efectivo alcanzaron los 2697 millones (79 por ciento del total), que es el valor más alto de la serie registrada desde el año 2005.

El análisis por país de origen de las inversiones externas radicadas en territorio nacional mostraban a España con la mayor tenencia, 22.991 millones de dólares, al 31 de diciembre último. Le sigue Estados Unidos con 13.622 millones. Entre ambas representaban a esa fecha el 46 por ciento de las inversiones extranjeras directas en Argentina.

Las reinversiones de utilidades y dividendos totalizaron 2060 millones, o sea un 22 por ciento de las ganancias del período, frente a proporciones que para el trienio 2005 a 2007 fueron muy superiores, oscilando entre el 40 y el 50 por ciento.

Comentá la nota