La Argentina cosechará un 56% más de soja esta campaña

Por la demora en el inicio de la siembra, se estimó un piso de 45 millones de toneladas, pero gracias a las lluvias, ya se sembró el 80% del grano. El USDA estima 53 millones
Un accidentado inicio de siembra para la soja, a causa de la demora de las lluvias que se hicieron desear durante todo 2008 y gran parte de 2009, parecía volver a hacer peligrar la estimación de cosecha récord para la oleaginosa.

Pero las lluvias que en los últimos meses cayeron sobre regiones clave incrementaron las proyecciones, y hoy los analistas concuerdan en que la producción nacional del yuyo –como llamó al grano la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner– se acercará a los 50 millones de toneladas, lo que supone la mejor performance en la historia nacional, y un 56% más que las 32 toneladas que dejó una de las peores sequías de la historia, este año.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) comunicó que la cosecha ascenderá a 50 millones de toneladas. La estimación parte de un área sembrada 18,7 millones de hectáreas y un rendimiento promedio nacional de 2.750 kilos por hectárea.

La proyección difiere de los 53 millones de toneladas que estima el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) que cosechará el país. Es probable que en su próximo informe –que se publicará a mediados de enero– el organismo revise esta estimación, porque, según explicó a El Cronista el analista Gustavo López, de la consultora Agritrend, como la cosecha de Brasil será récord, el organismo internacional sobrestima la benevolencia del clima en el país, donde, pese a las grandes mejoras, hay zonas con humedad limitada.

También en diciembre, la asociación de productores Aacrea estimó una cosecha de 45 millones de toneladas, pero, según los especialistas, esto se ve ahora como un piso demasiado bajo. "Decir hoy que habrá 45 millones de toneladas es tan temerario como decir que serán 53 millones", explicó López.

Según César Gagliardo, de la consultora Artegran, "los meses decisivos para la soja serán febrero y marzo, porque allí se podrán ver los rendimientos de las sojas tardías (sembradas fuera de fecha por la seca) y las sojas de segunda", que se siembran después del trigo y la cebada.

Ambos analistas concuerdan en que las estimaciones de 50 millones de toneladas parecen las más acertadas hasta el momento. Sus estimaciones indican que sembrarán entre 18 y 19 millones de hectáreas, cerca de 8% más que el año pasado.

Comentá la nota