Argentina y Chile invertirán u$s 10 M para organizar el Dakar 2010.

Argentina y Chile destinarán más de diez millones de dólares para organizar el Rally Dakar 2010, dijeron en Santiago autoridades de ambos países.
"Sólo en Chile vamos a invertir seis millones de dólares", dijo el portavoz del gobierno, Francisco Vidal. "En Argentina aportaremos una cifra similar", agregó el embajador de ese país en Chile, Ginés González García, sin precisar el monto final.

Además el gobierno chileno destinará fondos especiales a promoción turística, detalló el director del Servicio Nacional de Turismo, Oscar Santelices.

Los personeros recordaron que en la versión 2009 los aportes fiscales sumaron diez millones de dólares, de los cuales ocho millones fueron provistos por Argentina, país por donde cruzaba la mayor parte del recorrido.

Los fondos financiarán en 2010 "seguridad, apoyo aéreo, equipamiento y por cierto de todo lo que significa la provisión durante el avance de la carrera", agregó el viceministro de Deportes chileno, Jaime Pizarro.

Ante el entusiasmo de los gobiernos, el director de la prueba, el francés Etienne Lavigne, no ahorró agradecimientos. "Por el momento estamos muy bien en América del Sur".

Incluso el directivo no quiso dar por hecho que la prueba volverá a África en 2011. "Estamos muy felices de producir el evento acá", dijo esquivo.

El regreso de la prueba reina del off road a Sudamérica generó esta semana vítores de fanáticos, quejas de ecologistas y reparos de comunidades indígenas. También problemas constitucionales.

La mayor complejidad surgió paradojalmente hoy cuando los directivos de la empresa organizadora, Amaury Sport Organisation, mantenían una entrevista con la presidenta Michelle Bachelet.

En la cita fue planteado por primera vez el hecho que la segunda vuelta presidencial en Chile coincidirá con el paso de la caravana por el país. La ley chilena prohíbe cualquier actividad esa jornada.

Por ello, lo más probable es que el día de descanso sea el domingo 10 de enero en un lugar por definir. "Los organizadores sabrán qué hacer, pero no vamos a cambiar la ley", dijo el portavoz Vidal.

"¿No se puede cambiar la Constitución entonces?", bromeó de vuelta Lavigne ante la carcajada de los pilotos presentes en el evento de lanzamiento en Chile.

Pero no será la única dificultad. El líder ecologista chileno Luis Mariano Rendón adelantó que los ambientalistas de su país coordinarán con sus pares argentinos acciones sociales y judiciales para impedir el paso de la caravana, que califican de "mortal".

Además tampoco está asegurado el paso por el oasis de San Pedro de Atacama, localidad de interés turístico estratégico para el gobierno chileno, que está rodeada de salares, flamencos, termas y fortalezas indígenas, los pukará.

La alcaldesa del pueblo, Sandra Berna, agradeció que su zona este en el trazado, pero alertó que el ecosistema del lugar "es muy frágil", pudiendo dañarse con el paso de cientos de vehículos.

Pero fue el viceministro Pizarro quien resumió el interés de gobiernos y rallistas. "Vienen nuevos desafíos, nuevas expectativas y nuevos territorios", dijo dando por sentado que nada impedirá el nuevo Dakar sudamericano.

Comentá la nota