Argentina y Chile firmaron otro acuerdo de integración pero Pircas Negras no avanza

Las presidentes Cristina Kirchner y Michelle Bachelet firmaron protocolos complementarios al Tratado de Maipú, que están destinados a impulsar los proyectos "Túnel Internacional Paso de Agua Negra" y "Túnel de Baja Altura-Ferrocarril Trasandino Central". Mientras, la obra de asfaltado del Paso de Pircas Negras sigue paralizada.
La presidente Cristina Kirchner aseguró este viernes que, junto a su par de Chile, Michelle Bachelet, están "protagonizando otro cruce de los Andes" en relación a los estratégicos acuerdos de integración y cooperación firmados en Maipú entre ambas mandatarias, en una histórica ceremonia.

"Siento Michelle que hoy con el abrazo que nosotras nos hemos dado, pero también con las cosas que hemos acordado, estamos protagonizando otro cruce de los Andes", expresó la mandataria argentina, tras firmar con su par chilena el Tratado de Maipú de Integración y Cooperación, complementario al Tratado de Paz y Amistad de 1984.

La presidente argentina evocó que el cruce que protagonizó José de San Martín "fue para liberar a los pueblos" y señaló que "este cruce, que significa la constitución de las comisiones binacionales para el paso de Aguas Negras y el Trasandino constituye otro cruce de los Andes, por abajo, para abrir potencialidades que posibilite mejores condiciones de vida para los pueblos".

Kirchner se refirió así a la firma de los protocolos complementarios al Tratado de Maipú, que están destinados a determinar la factibilidad y eventual desarrollo de los proyectos "Túnel Internacional Paso de Agua Negra" y "Túnel de Baja Altura-Ferrocarril Trasandino Central".

"Aquel cruce selló la libertad. Este cruce quiere sellar el derecho a la igualdad de nuestras sociedades y amistad entre los pueblos", dijo Cristina durante el acto que se desarrolló en el Templo Votivo de Maipú, erigido en el mismo lugar donde se libró la batalla de Maipú.

Asimismo, la mandataria argentina celebró la decisión de haber elegido ese "lugar histórico y emblemático" para la firma del tratado, donde San Martín y Bernardo O`Higgins sellaron con un abrazo la Independencia de Chile.

"Sinceramente siento una gran emoción de estar hoy aquí", dijo Cristina y sostuvo que para ella no se trató de un "acto protocolar o diplomático", sino "un acto de profunda convicción americana para contribuir a construir una región diferente a la que nos tocó vivir a ambas cuando éramos jóvenes".

Para la jefa de Estado, "construir una región de paz, prosperidad e igualdad debe ser el objetivo de los que gobernamos en nombre de principios como la igualdad y la independencia económica de los países".

En tanto, Cristina Kirchner señaló que "si aquel cruce fue hecho por dos hombres para hacer la guerra juntos, una guerra justa por la libertad y la independencia, también es simbólico y justo que la tarea de la igualdad y la amistad esté a cargo de dos mujeres".

"Las mujeres, como muchas minorías en todas las sociedades, siempre hemos visto afectada nuestra igualdad. Esta noción de la igualdad de oportunidades también quiero reivindicarla hoy", añadió.

Afirmó también que el acuerdo firmado hoy "es un punto de partida para construir el cruce de nuestra cordillera y será recordado, no por vocaciones protagónicas nuestras, sino como una contribución a una mejora de la historia para nuestros pueblos".

Para finalizar, Cristina honró la memoria de San Martín y O`Higgins, recordó que los unió "el destino trágico de morir lejos de su Patria, por la que dieron su vida y lucharon siempre" y señaló: "parece un destino común en los grandes libertadores de América".

Al respecto, mencionó que en su visita a la Corte Suprema chilena alguien dijo No queremos que ninguna (de las dos mandatarias) se vaya al exilio", a lo que añadió: "si tenemos que irnos al exilio para quedar en la historia como ellos, yo no dudaría un solo instante".

Por su parte, Bachelet dijo en su discurso estar convencida de que "la conciencia de la historia compartida entre Chile y Argentina amplía y enriquece la visión sobre cada una de nuestras naciones, porque cada trayectoria nacional es tal vez algo incomprensible sin conocer la otra".

"Esa historia que une pasado, presente y futuro tiene fundamento en nuestra cooperación e integración en América del Sur", remarcó la mandataria trasandina.

Señaló asimismo que "hubo un momento de mucha tensión (en la relación entre los dos países) pero también podemos decir con orgullo compartido que el conflicto nunca llegó a materializarse y que finalmente las divergencias se resolvieron de acuerdo y sobre la base del derecho internacional"

Ambas presidentas fueron recibidas en Maipú por la orquesta juvenil de esa ciudad, ubicada a unos 40 kilómetros de Santiago, y sus integrantes tocaron la Cumparsita y el tema "Cambia todo cambia", mientras las mandatarias cantaban a dúo, aplaudían y se sacaban fotos con los chicos.

Luego del acto de firma, se dirigieron a la residencia del embajador argentino Gines González García en Santiago, donde la presidenta argentina agasajó a su par con un almuerzo.

Pircas Negras, obra paralizada

El titular de la Administración Provincial de Vialidad, Miguel Bertolino, recorrió el camino internacional a Chile por el paso de Pircas Negras, para evaluar los últimos detalles de cara a la habilitación para la época estival. Pero hay problemas con las obras que se están llevando a cabo en la Cuesta de la Troya, tramo que une Vinchina con Jagüé.

El Gobierno provincial, a través de la Administración Provincial de Vialidad, se hizo cargo del mantenimiento de la ruta del camino internacional. En este sentido, Bertolino explicó que "la empresa no está trabajando hasta que haya una nueva licitación y por eso Vialidad está preservando el estado del camino para poder habilitarlo en la próxima temporada estival".

El funcionario comentó que en el campamento de Barranca Blanca (25 kilómetros antes del límite) un equipo de la Administración de Vialidad se quedará permanente de cara a la habilitación del paso que será en la primera quincena de noviembre para brindar auxilio a las personas que lo necesiten.

Subrayó que "dejaremos el camino en inmejorables condiciones para que cualquier rodado de vehículo pueda transitar sin problemas para cruzar a Chile".

Obras en la Cuesta de la Troya

"En este momento la empresa está concentrada en terminar la loza de superestructura, en estos momentos están finalizando la parte interior, que luego es llenada con 20 centímetro de hormigón", comentó.

Explicó que este es el último puente que se debía construir para poder cruzar el Río de La Troya, "esto significará que todo el año podremos transitar la Cuesta de la Troya, sin sufrir las crecidas del río", señaló.

Bertolino calculó que a fines de diciembre el puente estaría terminado y comentó que "ahora estamos con unos pequeños atrasos por problemas de materiales, pero estamos bastante avanzados".

Asimismo, indicó que "hace menos de un mes tuvimos la visita de los técnicos de Vialidad Nacional, porque tenemos en trámite la modificación de obra número 4, que son los 10 mil metros de La Troya, con lo cual finalizaría este tramo".

Dijo que "tenemos un preacuerdo de aprobación, por lo que estamos esperando el visto bueno para terminar de fijar las modificaciones en las obras y continuar con los trabajos".

En este sentido, detalló que "debemos reparar las defensas que fallaron por falta de una fundación adecuada y terminaremos una parte de movimiento de roca que es importante, que no se hizo porque faltaba una definición de trazado".

Finalmente, aseguró que "el gobernador nos marcó como una prioridad la mantención de este camino, ya que es muy importante, tanto para el turismo, como para el perfil productivo que le quiere dar a la provincia".

Comentá la nota