Argentina barrió a Italia y sueña con la final de Copa Mundial.

La dupla argentina formada por Máximo González y Juan Martín del Potro batió a Andreas Seppi y Francesco Piccari por 6-2 y 6-3 y puso el definitivo 3-0 en la serie contra Italia por la Copa Mundial de tenis por equipos.
El equipo argentino concluyó de este modo la labor iniciada el martes por Del Potro contra Seppi y definida por Máximo González cuando venció en un emocionante partido a Simone Bolleli por 6-3, 5-7 y 6-4.

González jugó en lugar de Juan Mónaco, lesionado en la muñeca. "Fue un partido difícil; al principio pensé que lo tenía controlado, pero después se me complicó cuando tuve que sacar 5-6 abajo en el segundo set", explicó González.

En la segunda manga el italiano se puso 6-5 arriba. González no cedía el saque hasta que un abrupto dolor en la espalda derribó a Bolleli, que debió ser asistido con masajes. Al volver a la cancha, el italiano pareció poseído por nuevos poderes, consiguió quebrar el saque del argentino, se anotó el segundo set y avanzó en el tercero hasta ponerse 4-1 arriba.

"Lo del dolor en la espalda es contradictorio", analizó González. "Él empezó a ganar porque yo bajé el rendimiento. En la cabeza empezás a pensar que tiene el dolor y que lo vas a hacer correr y que va a sacar despacio, y nada que ver".

"Seguía sacando a 200 kilómetros por hora, lo sé porque lo veía en el counter, y corría igual, así que no sé si era verdad que le dolía tanto o era más para tirarme abajo a mí. Y le dio resultado porque un par de games me desconcentré pensando en eso. Se me complicó un poco; bah, lo compliqué yo, en realidad", detalló.

El argentino, sin embargo, consiguió a fuerza de garra remontar el partido y cuando estuvo 5-4 arriba en el tercer set se pudo ver a Bolleli, ciego de furia, partir en dos su raqueta contra el polvo de ladrillo. El final fue de antología, con todo el público a favor del argentino.

La victoria por 3-0 sellada en el dobles atenuó la nota amarga del día que para el equipo argentino significó la lesión en la muñeca de Mónaco.

Para llegar a la final, Argentina debe ganar el duelo que le resta jugar, contra Rusia, y tener la buena fortuna de que Italia derrote a los serbios, que con dos enfrentamientos ganados son el equipo mejor posicionado del Grupo Azul.

En el Grupo Rojo, Alemania definió a su favor también por 3-0 su duelo contra Francia (tras ganarle a Estados Unidos) y se convirtió con dos duelos ganados en el puntero, ya que si bien Suecia tiene también dos partidos ganados (contra Francia y Estados Unidos), lo aventaja en diferencia de sets.

Tanto Estados Unidos como Francia quedaron fuera de carrera en el Grupo Rojo, que se definirá entre Alemania y Suecia.

Comentá la nota