Argentina amenaza con cerrarse si Brasil no deja entrar productos frescos

Cristina ordenó tensar la cuerda.El país no aceptará mercancías de Manaos si antes no reciben las nacionales.
Justo cuando el clima de preocupación se tornaba más espeso y comenzaron los primeros cortes de ruta en Mendoza, el Gobierno nacional anunció que está dispuesto a tensar aún más la cuerda de las negociaciones para que Brasil flexibilice las condiciones impuestas para el ingreso de productos argentinos.

Al menos en lo que respecta, por ahora, a los productos perecederos, dejando para más adelante todo el resto.

Es que, según trascendió ayer, luego de la reunión mantenida con gobernadores del Nuevo Cuyo, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, habría tomado medidas urgentes para solucionar el grave problema que se plantea con el ingreso de ajos, frutas y vinos a Brasil por una medida paraarancelaria adoptada unilateralmente por el país vecino.

Cristina le ordenó al embajador argentino en Brasil que comunique a las autoridades de ese país que si no permiten el ingreso de los productos perecederos argentinos, el país haría lo mismo e impedirá el ingreso de productos de Manaos.

El cambio de rumbo en las negociaciones se conoció ayer luego de la reunión que tuvieron por cerca de una hora los gobernadores Beder Herrera, de La Rioja; Celso Jaque, Mendoza; José Luis Gioja, San Juan; y Jorge Sapag, Neuquén, con la Presidenta, después del acto en el que se anunció el envió al Congreso de la Nación del proyecto de reforma política que impulsa el Gobierno Nacional.

Allí los mandatarios provinciales le informaron en detalle a Cristina sobre la situación que afecta a los productores y hasta le comentaron los cortes de ruta y la desesperación de quienes envían casi todas sus cosechas a Brasil.

En respuesta a este pedido es que la Presidenta convocó de inmediato al embajador argentino en Brasil, Juan Pablo Lohlé, para ordenarle que mañana (por hoy) se reuniera con el canciller brasileño para pedirle que se continúen aplicando las licencias automáticas a los productos perecederos como el ajo, la cebolla, aceitunas y la fruta en fresco.

Como una carta más de negociación, Cristina le indicó al embajador que transmitiera en Brasil que con lo perecedero no había tiempo, mientras que con el resto de los productos como el vino, el aceite de oliva o las frutas en conserva, se podía conversar en algunos días más. No hay que olvidar que en dos semanas se realizará una nueva reunión del Mercosur, cuando la Presidenta y Lula se verán las caras para, entre otros puntos, analizar este tema.

Como paso previo a su encuentro con Cristina, los gobernadores mantuvieron desde la mañana reuniones con la ministra de la Producción, Débora Giorgi; con el ministro de Economía, Amado Boudou, con el canciller, Jorge Taiana, con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y con otras autoridades vinculadas al comercio exterior de la Argentina.

La Presidenta también le habría dado instrucciones al embajador en México para que realice gestiones con el fin de que se aceleren los trámites en el Senasa para el ingreso a ese país de productos argentinos, particularmente de Mendoza y San Juan, con el propósito de acelerar la diversificación de mercados para evitar este tipo de complicaciones.

Igual las trabas con Brasil seguirán en el centro de la agenda de los gobernadores con la Presidenta. Es que anoche se conoció que Celso Jaque, José Luis Gioja y Jorge Sapag viajarán hoy a Chile con Cristina, quien firmará con Michelle Bachelet acuerdos sobre pasos fronterizos que benefician a las provincias cuyanas y a Neuquén.

Mientras tanto en Mendoza, las trabas impuestas por Brasil fue la gota que rebasó el vaso y los productores volvieron a cortar la ruta, esta vez el Acceso Este a la altura del carril Rodríguez Peña, para que alguien del Gobierno recibiera de sus propias manos un petitorio con seis puntos claves. Documento que fue recibido por el ministro de Gobierno, Mario Adaro, y el de Producción, Raúl Mercau.

Entre la lista de reclamos se planteó la necesidad de crear un sistema de información de los precios de los productos agrícolas de Cuyo; se solicitó que la provincia intercediera para que la Presidenta tome cartas en el asunto y destrabe el conflicto con Brasil; se propuso la creación de un consejo consultivo de pequeños y medianos productores y la necesidad urgente de generar políticas de Estado para el sector primario local. Informe: Javier Cusimano.

Comentá la nota