Se van de la Argentina u$s 11.500 millones; pero entran u$s 6.300 millones a Brasil

Se van de la Argentina u$s 11.500 millones; pero entran u$s 6.300 millones a Brasil
El BCRA postergó el dato oficial sobre salida de capitales que tenía previsto publicar ayer, y que fue estimado por las consultoras en u$s 5.900 millones para el segundo trimestre. Cada año se va del sistema un 6,5% del PBI. Mientras tanto, la región recupera lo perdido en los peores meses de la crisis
Cualquier promesa sobre una pronta salida de la crisis puede sonar creíble para la región: la aversión al riesgo que sufrieron las economías más cercanas a la Argentina ya muestra un claro retroceso, y empieza a devolver gran parte de los capitales perdidos en los meses del pánico global. Frente a esto, los bancos centrales deben lidiar en estos tiempos para evitar que la vuelta de divisas les provoque fuertes apreciaciones sobre sus monedas, que les impidan seguir manteniendo la competitividad cambiaria y la fortaleza de sus exportaciones. Algunos ejemplos: durante el primer semestre de este año, el real se valorizó un 17,8% respecto del dólar; y el peso chileno, un 16,86%.

En la Argentina, en cambio, esa promesa de recuperación aparecería bastante más difícil de aceptar. Especialmente si se toma en cuenta la furiosa salida de capitales que aún sufre el país, y que ya acumula un saldo histórico de u$s 43.300 millones en los últimos dos años; superior al registrado en la mayor crisis "noventista" (la del Tequila, en 1995), e incluso al de los años que llevaron al fin de la convertibilidad, entre 2000 y 2001.

El tamaño de la fuga, que suele medir el Banco Central como "formación de activos externos del sector privado", ya fue estimado por las consultoras en el orden de los u$s 11.500 millones para la primera mitad del año.

La cifra suena impactante si se considera que, en el mismo período tiempo, Brasil anotó un "ingreso de capitales" de u$s 6.353 millones, según datos del Banco Central de ese país que aportó a este diario la consultora Abeceb.

El BCRA tenía previsto difundir su dato oficial del segundo trimestre a última hora de ayer en su informe sobre "Evolución del mercado único y libre de cambios", según establece el calendario que tiene en su página web. Pero desde la entidad aclararon a El Cronista que, finalmente, será dado a conocer el próximo viernes: "No es por nada especial; siempre sale sobre fin de mes del mes siguiente", explicaron.

La salida de capitales se ubicó oficialmente en los u$s 5.684 millones en el primer trimestre, y está estimada por las consultoras en los u$s 5.900 millones para el segundo trimestre. El ritmo anual, de u$s 22.000 millones, equivale actualmente al 6,5% del PIB. Los economistas locales suelen coincidir a la hora de enumerar las causas que la provocan: la manipulación del IPC, el conflicto con el campo, el estancamiento en las negociaciones de la deuda en default, el alejamiento de los organismos internacionales, el proceso inflacionario de los últimos años, el fuerte aumento del gasto público, y la altísima dependencia del contexto externo para sostener el superávit fiscal. "La economía no logra retener los dólares que entran por la balanza comercial, imposibilitando cualquier posibilidad de recuperación económica", comentó el economista de Econométrica, Ramiro Castiñeira.

El atenuante: que mientras en la fuga de 2001 era el Banco Central el que debía desprenderse de esa cantidad de dólares, en estos años la entidad debió asistir al sector privado sólo en un 2,2%, con u$s 967 millones. "La salida de capitales privados se autofinanció con los dólares que genera el propio sector privado, principalmente provenientes del superávit comercial, lo que evitó que el Central expusiera sus reservas", advirtió el informe de Castiñeira. Un dato positivo se ve en que en estos últimos dos años los depósitos privados en moneda local no hayan caído en términos nominales. "Eso muestra que los agentes se cubren del riesgo cambiario, pero no así del riesgo financiero: el 11% de la salida de capitales queda dentro del sistema en forma de depósitos en moneda extranjera", agregó el analista de Econométrica.

Comentá la nota