Argañaraz efectuó la denuncia judicial por la toma del edificio

La Subsecretaria de Educación Cristina Argañaraz vio impedido su ingreso a las dependencias del Ministerio de Educación en la delegación Río Grande, a pesar de estar acompañada por una comisión policial.
En este sentido aseguró que se radicó la correspondiente denuncia judicial, por la obstaculización de la normal labor en esta área del Gobierno. "La idea es que nos dejen seguir funcionando retirando la documentación necesaria, y la violencia y la falta de diálogo fueron la respuesta", dijo.

La funcionaria se hizo presente en la delegación ocupada por la comisión directiva y cuerpo de delegados del gremio de ATE, viendo impedido su ingreso desde el interior por parte de los manifestantes, ante lo cual debió retirarse en un patrullero, "intentamos que nos abrieran la puerta para sacar alguna documentación, cerraron las puertas y empezaron a tocar los bombos", dijo a Actualidad TDF.

Argañaraz confirmó la presentación judicial al expresar, "yo ya hice la denuncia, hable con el fiscal y esto tendrá que resolverse en otro lugar no acá en la puerta", agregando que "la idea es garantizar los servicios y las escuelas sigan abiertas".

Por el momento la funcionaria confirmó que "no hay orden de desalojo, la idea es que nos dejen seguir funcionando retirando la documentación necesaria, y la violencia y la falta de diálogo fueron la respuesta".

En cuanto al impedimento del normal funcionamiento en esta área, Argañaráz detalló; "hoy hay un acto importante en un colegio tradicional de la ciudad Comandante Luis Piedrabuena, reuniones programadas por cuestiones pedagógicas que no pudieron llevarse a cabo, y estas cuestiones que por ahí molestan e irritan y otra forma de presión más que tenemos que soportar".

Comentá la nota