Arequito: la escuela rural sigue tomada por los padres

Arequito.— El Centro de Formación Rural Roberto Coll Benegas sigue tomado por los padres de los alumnos que allí concurren, ante la actitud inflexible de las autoridades de la Fundación Marzano —estrechamente vinculada al Opus Dei—, que pretenden eliminar el régimen de educación en alternancia que allí se ejerce desde hace 30 años y por el cual los estudiantes provenientes de diversas poblaciones de la zona estudian y conviven en sus instalaciones.
El lunes se realizó en la escuela —ubicada en la zona rural de Arequito— una prolongada reunión entre los padres ocupantes del establecimiento y representantes de la fundación propietaria. Estos ratificaron que "tienen órdenes" de modificar el régimen de educación en alternancia por el cual los alumnos permanecen alojados en el lugar por 15 días compartiendo estudios teóricos, prácticos, labores, alojamiento y esparcimiento.

Resistencia."El Centro de Formación rural de Arequito está en el medio del campo, y es el único de todos los que regentea la Fundación Marzano en el que seguimos resistiendo la eliminación del régimen de internado, que la fundación viene logrando en otros centros que tutela", indicó a LaCapital Ana Hardy, una de las madres que participa de la toma de la escuela.

Hardy confirmó que en el encuentro estuvieron presentes también el senador por el departamento Caseros, Eduardo Rosconi, y el intendente arequitense, Juan Larrambebere. También expresó su preocupación por lo que ocurre en la escuela la diputada nacional Susana García, quien por razones de fuerza mayor no pudo asistir a la reunión a la que fue invitada.

Tras ponderar el nivel de enseñanza y el alto grado de integración alcanzado entre alumnos y docentes, Hardy expresó que "la actitud expuesta por las autoridades en la reunión da la impresión de que no les importa si, a raíz del cambio en el régimen de internación de los alumnos, la escuela cierra".

Los argumentos de los propietarios en favor de los resistidos cambios no parecen tener peso. Tanto Hardy como Sonia Haniewicz, otra madre consultada, coincidieron en que la Fundación Marzano, por su vinculación con el Opus Dei, quiere cerrar el régimen de convivencia de los alumnos para supuestamente "prevenir potenciales hechos de abuso sexual y cosas así, algo que aquí nunca ocurrió".

El Centro de Formación Rural Roberto Coll Benegas lleva ese nombre en tributo a un integrante de la familia Coll Benegas, dueña de la estancia Los Nogales, una de cuyas fracciones fue donada para uso de la escuela. El lugar es de difícil acceso por existir sólo caminos de tierra y los padres resolverían próximamente tomar contacto con miembros de esa familia para obtener la cesión de un pequeño predio vecino a la escuela para una potencial construcción de nuevos alojamientos. Además, según declaró Hardy, están preparando un recurso de amparo para presentar ante las autoridades judiciales.

Comentá la nota