Una arenga muy particular para los delegados comunales

Si fuera un equipo de fútbol esta crónica no tendría nada de particular. Sin embargo, no se trataba del entrenador de Gimnasia o de Estudiantes, arengando a sus jugadores para que salgan a ganar el domingo, sino que se trataba de una reunión en la Municipalidad de todos los delegados comunales afines al gobierno comunal.
"Tenemos el mejor intendente del mundo. Si bien no va a ser candidato, tenemos que estar al lado de su equipo de trabajo...nos quedan 60 días y tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance y si hay que salir a pedir plata, hay que hacerlo porque hay que lograr la victoria", se escuchó decir a los gritos, ferviente, a quien comandaba la batuta en el Salón Blanco de la Municipalidad, bajo la mirada atenta del hermano del intendente, Mariano Bruera.

A la salida del "evento", cada quien tuvo su chaleco naranja y verde a modo de uniforme de cara a lo que aparentemente el bruerismo vislumbra como una batalla y al parecer quieren estar preparados.

Comentá la nota