El área que coordinará Tedesco sólo asesorará a la Presidenta

El ex ministro encabezará un espacio para la "planificación estratégica de la educación"
La nueva Unidad de Planificación Estratégica de la Educación, cuya creación anunció anteayer el Gobierno y que estará a cargo del saliente ministro de Educación Juan Carlos Tedesco, tendrá rango de ministerio, dependerá de Presidencia y su función será la de asesorar a Cristina Fernández en temas estratégicos de la educación, como el de las evaluaciones, la educación superior, el financiamiento educativo y, sobre todo, las nuevas tecnologías.

Voceros de la cartera educativa indicaron a LA NACION que la nueva unidad no ejecutará ni presentará proyectos ejecutivos, lo cual seguirá siendo una tarea del Ministerio de Educación. La nueva estructura no tendrá mucho personal y se concentrará, asimismo, en la definición de un proyecto para una nueva ley de financiamiento educativo.

Tedesco estuvo ayer varias horas reunido con el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, quien trabaja en la redacción del decreto que prevé la conformación de la unidad que tendrá rango ministerial, en tanto que Tedesco tendrá el cargo de director ejecutivo. Aún no se informó con qué presupuesto contará.

Anteayer por la tarde, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, anunció la creación de la unidad y que Tedesco dejaba el ministerio para encabezarla, por lo cual asumía en su lugar Alberto Sileoni, hasta entonces viceministro de Educación.

Sileoni se propone avanzar en la reforma del secundario, la cual está prevista en la nueva ley de educación nacional que fijó la obligatoriedad de la enseñanza media. Una fuente del Ministerio de Educación dijo a LA NACION que el nuevo funcionario pretende "poner mucha gestión en la reforma del secundario y empezar a sacar las primeras medidas concretas, en lo que ya venía trabajando".

Ante la inquietud que generó la noticia de la creación de la nueva unidad respecto del posible cambio de funciones del Ministerio de Educación, fuentes de esa cartera indicaron que el ministerio no dejará de desempeñar ninguna de las acciones que tiene a su cargo hasta ahora, como las de planeamiento educativo, información estadística, becas, diseño de lineamientos curriculares, la relación con las provincias, el monitoreo de las metas, la firma de los convenios de financiamiento educativo, los censos de escuelas rurales y de infraestructura escolar.

Sileoni debe aún nombrar un secretario de Educación, cargo que él ocupaba. En el ministerio se comentaba ayer que podría ser María Inés Vollmer, actual subsecretaria de Equidad y Calidad. Mientras que la Secretaría de Políticas Universitarias seguiría a cargo de Alberto Dibbern. Aunque por ahora, según informaron en el ministerio, nadie está ratificado en su cargo.

Se espera, sin embargo, que el ascenso de Sileoni no produzca grandes modificaciones en los equipos, por lo menos en los cargos de más visibilidad, según confiaron distintas fuentes a LA NACION, en busca de continuidad de la gestión, aunque el nuevo ministro podría poner gente propia en niveles intermedios o en determinados programas.

Sileoni y Tedesco serán puestos en sus nuevas funciones mañana por la presidenta Cristina Fernández. La ceremonia de juramento se realizará a las 17 en el Salón Blanco de la Casa Rosada, previamente a que la jefa de Estado viaje a la ciudad de Asunción para asistir a la Cumbre de Presidentes del Mercosur.

Mientras tanto, especialistas consultados ayer por LA NACION aguardan conocer más detalles sobre las características de la nueva Unidad de Planificación Estratégica de la Educación, pero esperan que su creación no duplique funciones ni genere más burocracia.

Comentá la nota