Ardiente paciencia

El alerta lo anunció el Servicio Meteorológico por la persistencia de altas temperaturas, para tomar precauciones y prevenir golpes de calor. No habrá variaciones de temperatura hasta el lunes.
A causa de las altas temperaturas que afectan a la mayor parte del país desde hace una semana, y de su persistencia a lo largo de los días, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN)declaró ayer el alerta naranja hasta hoy a las 19. Este sistema de alerta –en etapa experimental– busca "que se tomen las precauciones y las medidas para mitigar la ola de calor", informó a este diario Gustavo Almeira, pronosticador del SMN. Estos alertas funcionan como llamados de atención para evitar problemas de salud, especialmente en bebés, personas mayores de 65 años o pacientes con enfermedades crónicas. Según el titular del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), Alberto Crescenti, ayer se atendieron catorce pedidos de auxilio como consecuencia del calor, ninguno de ellos de gravedad. Esta no es una situación "para alarmar, ni para subestimar. Hay que dar las medidas correspondientes para prevenir", resaltó Crescenti. La máxima registrada ayer en la ciudad de Buenos Aires y alrededores fue de 33 grados y hoy continuará trepando hasta llegar a los 36 grados. Además, el pronóstico indica que no habrá variaciones en la temperatura hasta la semana entrante.

El sistema de alertas –amarilla, naranja y roja– se establece a partir de la acumulación de calor durante varios días. Este método surgió a partir de un estudio que realizó el SMN, en el que "usando los datos de mortalidad y la temperatura diaria en la ciudad de Buenos Aires, en la última década, se encontró que hay una relación" entre ambas variables, informó Almeira. "Se vio que en determinadas circunstancias, por la ola de calor, la mortalidad aumentaba", aclaró.

El estudio "se basó en un valor promedio, de 90 muertes por día en la ciudad en época estival". "Cuando a causa del incremento y la persistencia de las temperaturas la cantidad de muertes diarias aumenta, se establecen los distintos colores del alerta. El amarillo es un incremento en la cantidad de fallecidos de un 10 a un 30 por ciento de ese promedio diario; el naranja, de entre un 30 y un 60 por ciento, y el rojo, cuando se supera el 60 por ciento", explicaron desde el Servicio Meteorológico. Según el titular del SAME, ayer no se registraron casos fatales por esta causa.

Esos datos estimativos sirvieron para fijar los valores de cada color. Hoy el alerta se determina cuando "la temperatura máxima, a partir de los 32 grados, persiste durante tres días consecutivos; recién ahí se empieza a estudiar la ola de calor. A ese lapso se le agrega una semana más de pronóstico, entonces si se observa que la temperatura continúa subiendo se declara el alerta amarillo", explicó Almeira, y agregó que también hay más variables, como la temperatura mínima y la humedad, que tienen incidencia. Crescenti explicó a Página/12, que "el alerta naranja –declarado ayer en la ciudad y alrededores– sirve para que la gente esté atenta pero no para que se alarme". De hecho, "de los 700 auxilios que atendió ayer el SAME, sólo 14 fueron por causas relacionadas con el calor", aseguró. "A través del Ministerio de Salud y de nuestro servicio estamos dando consejos a la población para evitar el golpe de calor, que es una patología de urgencia. En especial en los bebés y los mayores de 65 años, que son los que sufren más porque su termorregulador es lábil", informó.

Entre las recomendaciones que dio el profesional se encuentran el estar bien hidratado, mantenerse en lugares frescos, usar ropas livianas y consumir comidas ligeras. "En el caso de los niños, se debe consultar al pediatra si presentan signos como irritabilidad, llanto y rechazo del alimento. Y en el de los mayores, concurrir al médico en caso de cefaleas, somnolencia, resequedad y apatía", afirmó Crescenti.

La altas temperaturas afectan todo el país hasta el norte de Chubut. En la provincia de Buenos Aires, Bahía Blanca fue una de las ciudades más calurosas con 38.5 grados. Según el SMN, las altas temperaturas, de entre 32 y 33 grados, se mantendrán durante el fin de semana en el norte del país y también en la territorio bonaerense.

Comentá la nota