Arco y flechas.

El arquero rompió el silencio y dijo que si no habló antes fue "para no perjudicar a Boca". Se descargó contra el DT y apoyó a Javier García: "Cada vez que le metían goles, yo sentía que me los hacían a mí", dijo. El Pelado confirmó que no lo tendrá en cuenta porque le perdió la confianza y espera un refuerzo para ese puesto.
¿La relación con Ischia está quebrada, Mauricio?

-Puede ser.

Caranta lo sabe, lo siente, sufre más que nunca por esta historia que empezó en la previa del choque frente a Estudiantes, el partido del antes y el después de su vida en Boca, el que rompió el vínculo arquero-técnico. Su final.

-¿Tan grave fue lo que pasó, Carlos?

-Y, cuando uno pierde la confianza en el otro...

El Pelado también lo sabe, tiene bastante claro aquello que ya se palpa hace tiempo: mientras él sea el técnico del equipo, Caranta no atajará más en Boca. Por eso ayer, con la suerte echada de una lado y del otro (uno seguirá al mando, el otro deberá buscar club), además de arco, hubo flechas...

Porque el cordobés rompió el silencio. Un silencio que él había elegido... Y explotó. "Si no hablé fue para no perjudicar al grupo. Ni a Boca. Pero uno se siente discriminado. Yo sufrí un desprestigio hacía mí por parte de Carlos. La realidad es que no soy tenido en cuenta y ahora lo que quiero es que esto se solucione para ver cómo arranco el año, con qué expectativas", tiró el arquero, que todavía tiene dos años de contrato con el club.

Ischia, en ese sentido, fue claro. "No lo voy a tener en cuenta, se quede en el club o no", confirmó ayer en Estudio Fútbol. Y fue por más acerca de esa charla previa al partido contra Estudiantes, en la que Caranta se bajó por problemas personales. "El me pidió no jugar y hasta me dijo que no sabía si iba a dejar el fútbol o no. Y que un jugador te diga eso es determinante para un DT. Porque nuestra vida es así. Por más que tengas un inconveniente o que tus hijos... Tenés que vivir con eso. Yo salía a la calle cuando perdíamos y me quería volver a casa. Pero son las reglas", agregó el entrenador, sobre las razones (algunas reveladoras, como las dudas sobre el futuro de su carrera ) que el arquero expuso en la charla que inició el Caranta-gate.

El arquero también se refirió a ese cruce cara a cara, que disparó diferentes versiones. "Hubo malos entendidos (ver aparte) sin una charla para aclararlos. Yo pedí salir por un problema familiar, asumo que pude haberme equivocado y estoy pagando las consecuencias. Pero fui perjudicado y desprestigiado", insistió en Vamos con Niembro, por Del Plata.

A partir de ahí, el diálogo se rompió. El cordobés quedó al margen y sólo fue suplente en una ocasión, ante Racing "Ese día Ayala se sentía mal y no tenía otra opción que citarme. Me enteré por los médicos, el cuerpo técnico no me lo informó. Porque nunca más tuve diálogo con Carlos. Pero creo que habría que dejar las diferencias de lado y pensar en los intereses del club. Si te sirvo, bien, y si no, que me negocien", tiró con dureza contra el técnico, que ayer prefirió no contestarle.

Igual, Caranta no sólo le apuntó a él. También habló de las divisiones internas del plantel, uno de las razones que, se dijo, también lo habían afectado para tomar la decisión de pedir no atajar. "Si tuviera problemas con alguien no voy a usar los medios para solucionarlos. En Boca hay grupos o subgrupos como en todos lados. Pero no son para pelearse, sino por afinidad de pensamiento", dijo. También se refirió a Javi García, quien ocupó su lugar y pagó en varios goles. "Sentí que me los hacían a mí, sentí mucho dolor. No lo compartí con él, pero me puse en su piel", contó. Y dio a entender que buscará nuevos horizontes.

-¿Te ves en Boca?

-Ojalá se dejen de lado los caprichos personales... Pero Carlos ya tiene sus arqueros. Y yo quiero lo mejor en lo deportivo, aun cuando estoy conforme con mi contrato. No me voy a quedar seis meses o un año sin jugar. Aunque todavía no sé si hay algún interés por mí...

Comentá la nota