El archivo personal del lujanense Emilio Fermín Mignone fue donado al CELS

En emotivo acto, los descendientes del dirigente lujanense Emilio Fermín Mignone (1922-1998) suscribieron hoy los instrumentos legales por medio de los cuales donan al Centro de Estudios Legales y Sociales el archivo personal que forjó en trabajo de largos años.
Los papeles, entre los que predominan originales documentos sobre la política educativa y la promoción de derechos humanos, serán digitalizados y puestos a disposición del público interesado. Merced a financiamiento público y privado, el fondo documental también será copiado en favor de distintas instituciones, nacionales y extranjeras, y bibliotecas públicas.

Durante dos años, un equipo técnico especializado del Cels (junto a algunos descendientes, como sus nietos María Laura y Pablo García) trabajó preparatoriamente en el domicilio particular de la familia Mignone-Sosa, para luego sistematizar, clasificar y ordenar la documentación en la sede del centro (Piedras 547, Capital Federal), que -entre otros, junto a Augusto Conte, José F. Westerkamp, Boris Pasik- Mignone fundara en 1979 para promover los derechos humanos.

Familiares de Emilio F. Mignone y Angélica P. ("Chela") Sosa, en la sede del Cels

Familiares de Emilio F. Mignone y Angélica P. ("Chela") Sosa, en la sede del Cels

Muchos papeles, folletos, informes, cartas, minutas, revistas, artículos periodísticos, etc. datan, en general, del período 1940-2002, aunque la mayor producción documental generada por Mignone -y también, en parte, por su esposa, Angélica P. Sosa ("Chela")- es del período 1973-1998 (aproximadamente unas 150 cajas, tamaño oficio).

En el auditorio del centro (que lleva su nombre) y con numeroso público, se proyectó un muy emotivo video multimedia donde Mignone habla de sí mismo, precisamente en el aniversario numero 33 de la desaparición de su hija Mónica María Candelaria, en 1976.

El titular del Cels, Horacio Verbitsky, agradeció la confianza de la familia por el destino final del archivo. Isabel Mignone-Del Carril, en nombre propio y en el de sus demás hermanos (Mercedes y Javier Mignone, presentes en el acto, e hijos todos del matrimonio Mignone-Sosa), se refirió a la personalidad y vocación preservadora de su padre, evocando distintos momentos de su dilatada e intensa carrera política y educativa (1948-1998). Se leyeron adhesiones escritas, entre las que sobresalieron la del rector de la Universidad Nacional de Luján, Ing. Osvaldo Arizzio (de la que Mignone fue rector entre 1973 y 1976), y la del ex director ejecutivo del Cels, Martín Abregú. Después de las explicaciones técnicas de Valeria Barbuto, cerró el acto el actual director ejecutivo del Cels, Gastón Chillier, quien, sustancialmente, destacó la generosidad y desprendimiento de los familiares de Mignone.

Comentá la nota