Un arbolito en el mástil

Desde hace varios días se vienen realizando labores sobre el mástil central de nuestra ciudad. Al principio, cualquier transeúnte no informado podía suponer que esas labores tenían relación con reparaciones.
Sin embargo, ayer a la mañana comenzó a tomar forma el arbolito navideño que presidirá la celebración cristiana en nuestra ciudad. Personal municipal, con la ayuda de una importante grúa, se encontraba en horas del medio día colocando las luminarias en los tensores de alambre amarrados al asfalto, para dar forma de pino al mástil donde todos los días se enarbola el pabellón nacional.

No dudamos de que el mismo quedará muy bien resuelto y que será un motivo de atracción en el paseo habitual por la avenida San Martín.

Sin embargo, nos atrevemos a dudar sobre la conveniencia de utilizar ese enclave para instalar el Arbol de Navidad. Desde nuestra convicción cristiana, no nos afecta tal decisión; pero se nos ocurre preguntarnos qué le ocurrirá al profesante de otra religión.

Comentá la nota