Arbolado público: un tema sin agenda en los municipios

El estado del arbolado en San Juan no es bueno. Múltiples factores han intervenido para llevar la situación a un punto límite: poco interés en los municipios por capacitar a su personal, falta de políticas de regadío e irresponsabilidades tales como podar un árbol sin contar con autorización.
Ya sea por carencia de conocimiento o por falta de interés, lo cierto es que las políticas llevadas adelante por la mayor parte de los municipios en materia de arbolado público no se basan en rigor técnico alguno. Por el contra­rio, la idea es regar los árboles y podarlos lo más rápido posible.

La Dirección de Arbolado Público de la provincia dicta cursos de capacitación a los municipios desde hace tres años, para que aprendan las técnicas de la poda y de esta manera, contribuir con la vida de la planta. Sin embargo, a pesar de que las clases son gratuitas, sólo 7 municipalidades han recibido formación técnica adecuada pa­ra desempeñar una tarea que mal hecha puede llegar a matar al árbol. Los departamentos capacitados son: I­glesia, Jáchal, 25 de Mayo, Rawson, Santa Lucía, Chim­bas y Valle Fértil.

La temporada de poda finaliza el 15 de agosto, pero se admitió una prórroga que se prolongó hasta ayer. Esta actividad se debe realizar en invierno porque es en este momento del año cuando la circulación de la savia disminuye. Pero, Edgardo Chávez, a cargo de la Dirección, in­formó que sólo 7 comunas han pedido permiso para podar (Capital, Santa Lucía, Chimbas, Rivadavia, Calin­gasta, Iglesia y Rawson), otras 8 solicitaron la autorización tarde, por lo tanto les fue denegada y los 4 departamentos restantes no han consultado nada, ni siquiera se han acercado por la de­pendencia.

Para que los municipios cumplan, a partir de este año, las multas son más abultadas. Por árbol podado sin permiso se cobra $600 y por cada planta dañada o mutilada las sanciones llegan a $1.500. Hasta la semana pasada, 5 comunas fueron multadas, y hoy se sancionarán a 2 más. En este sentido, el funcionario destacó: "Nuestra política es de rigor absoluto para los que hacen las cosas mal".

Para evitar mayores daños en los árboles y teniendo en cuenta que Arbolado Pú­blico sólo cuenta con tres inspectores para todo San Juan, se contrató a jóvenes idóneos, quienes, a través de fotografías aéreas, relevaron toda la provincia. Con esta base de datos, de ahora en más quienes poden serán descubiertos y multados. Has­ta el momento, se han labrado más de 150 actas de infracción pero los pronósticos apuntan a que éstas son sólo el 10% de las actas que probablemente se labrarán.

El diagnóstico

Fuentes de la Subsecretaría de Medio Ambiente señalaron que el estado real del arbolado sanjuanino es de­sas­troso. Las causas más re­levantes que llevaron a este punto límite a la situación son: las reiteradas podas mal ejecutadas y la falta de riego a las especies. Es por esto, que los árboles están envejecidos. Por ejemplo, un plátano en la provincia tiene troncos de 30 centímetros de diámetro, me­dida mucho más pequeña de lo habitual, que debería llegar a los 60 aproximadamente.

No sólo los municipios son culpables del estado general de los árboles, ya que para llegar a este punto han intervenido una multiplicidad de factores. Ante esta realidad, profesionales del área insisten en la necesidad de formar una mesa de debate en la que el tema sea tomado en cuenta y adquiera el rango de política pública para implementarse en la brevedad.

Datos técnicos

Hay tres tipos de poda. Una de formación, que se realiza cuando el árbol es pequeño. La intención es lograr el fuste respetando la forma natural del árbol. Cuando se trata de un árbol crecido, las podas no deben ser agresivas, sólo se tienen que cortar las ramas que van contra el diseño, nunca despuntando las ramas. Siempre hay que evitar dañar la corteza. Otra forma de poda se denomina de elevación y se ejecuta cuando el árbol nunca fue podado.

Frases

Raúl Tello, subsecretario de Medio Ambiente

"En los municipios se da un cumplimiento a medias en materia de recolección de residuos y del mantenimiento del arbolado público. Hay deficiencias".

Comentá la nota