El PJ arbitrará en un Senado que promete no ser hostil al Gobierno

En los papeles, el Frente de Todos tiene la mayoría. El PJ cuenta con número para terciar entre ambos sectores radicales y el nuevo titular del Ejecutivo deberá negociar con el exclusivo club político de 13 miembros.
Los tres senadores que, desde el 10 de diciembre conformarán el bloque del Partido Justicialista, oficiarán de árbitros entre los sectores liderados por los dos radicalismos en la provincia. Desde el Frente de Todos aseguran que cuentan con siete legisladores que actuarán coordinadamente, con lo que tendrían mayoría para sentarse a negociar proyectos de ley con el nuevo Poder Ejecutivo.

Esta semana, legisladores del Frente de Todos definirán los mecanismos a implementar para cumplir su rol de oposición, que prometen no será "salvaje" como "lo que nos tocó enfrentar a nosotros en los últimos años", declararon.

En el justicialismo, también se preparan para ver qué pasa a partir del 10 de diciembre y se alistan para hacer valer su rol de mediador político adjudicado por la ciudadanía el 13-S.

Desde los dos sectores adelantaron que van a trabajar para ser una oposición constructiva con el futuro gobierno que, de entrada, necesita acordar leyes como la del presupuesto y un futuro acuerdo por la refinanciación de la deuda, atada al Programa de Asistencia Financiera que, además de la firma del Gobernador y la presidente, Cristina Fernández de Kirchner, necesita acuerdo legislativo, lo que Arturo Colombi no pudo obtener por negativa de los representantes de ECO y el PJ.

Cambio de roles

Los senadores de ECO deberán ejercer el oficialismo e intentar atajar los penales que, por el lado de los reclamos gremiales, tendrá que soportar el Gobierno, pero confían en las relaciones tejidas estos cuatro años de oposición cerril al gobierno del Frente de Todos, y los legisladores del actual oficialismo deberán acostumbrarse a ser oposición, rol que no tuvieron en los últimos ocho años. Los justicialistas trabajarán a tono con los Diputados provinciales, que tendrán protagonismo importante también como voceros de los 16 intendentes que asumirán a partir del 10-D, entre ellos el de la Capital.

Alineaciones

Son los tres radicales del Frente de Todos, Noel Breard, Liliana Wetzel y Vicente Picó, a los que se suma a las celestes Isabel Brouchoud y Lucía Portela, con el nuevista Jorge Simonetti, seis legisladores que podrían darle la vicepresidencia primera del Senado a un legislador de este bloque, ya que ellos confían en que podrían sumar a uno de los tres justicialistas en esta pelea. Por el lado de Encuentro por Corrientes aparecen David Dos Santos, Sergio Flinta, Gabriela Valenzuela, que reemplazará a Ricardo Colombi cuando se siente en el sillón de Ferré, y al aliado incondicional del gobernador electo Gustavo Canteros, de Proyecto Corrientes.

Aquí es donde pesarán los tres senadores del justicialismo, porque el bloque integrado por Rubén Bassi, Jorge Barrionuevo y Susana González, puede inclinar la balanza a la hora de sumar los votos para definir cargos y la vicepresidencia.

Pruyas gestiona la unidad

El vicegobernador y presidente del Partido Justicialista de Corrientes, Rubén Pruyas, encabeza las gestiones de reunificación parlamentaria del peronismo. En ambas Cámaras se conversa con el fin de conformar un bloque y, de esta manera, trabajar en cohesión.

Jorge Barrionuevo y Rubén Bassi, están de acuerdo en trabajar en conjunto, a éstos se podría sumar Susana González, quien hasta hace poco tiempo estuvo con el Frente de Todos, aunque días antes del 13 de septiembre se sumó a Correntinos por el Cambio.

Desde el 10 de diciembre habrá cuatro legisladores electos por Correntinos por el Cambio, Tamandaré Ramírez Forte, Irma Pacayut, Angel Rodríguez y Carlos Rubín; a éstos los esperan dos de extracción justicialista, Luis Badaracco y María Inés Fagetti.

Este grupo de seis legisladores busca articular acuerdos para armar un bloque, aunque sería una estrategia flexible y no rígida. Es decir que permitirá tomar posturas individuales en determinados temas, aunque lo que se busca es el trabajo coordinado, que les permita mantener protagonismo en el cuerpo.

Rubén Pruyas dijo que "se busca armar bloques. En eso estamos trabajando". Esta semana se seguirá conversando, el PJ sabe que la unidad le dio buenos resultados, una muestra de ello son las pasadas elecciones.

Pruyas también declaró que los resultados obtenidos por el PJ, en los comicios del 28 y 13 de septiembre, les permiten aspirar a cargos importantes.

Comentá la nota