El arbitraje de Laverni, bajo la lupa

En la acción del penal de River, Buonanotte se lleva el balón con la mano antes de recibir la falta de Monzón; la roja a Cáceres pareció apresurada
Fue el debut para Saúl Laverni en un superclásico y no pasó inadvertido. Dos errores de relevancia marcaron el pulso de su arbitraje en el partido.

Primero, una mano de Diego Buonanotte dentro del área de Boca en la misma jugada en la que luego cobró un penal de Fabián Monzón sobre el delantero millonario. El "Enano" se había llevado el balón con su antebrazo y luego el defensor xeneize terminó haciéndole penal. Laverni no advirtió la acción desleal de Buonanotte y cobró la pena máxima desde los doce pasos. Aquí Laverni sumó otras dos falencias: el Pato Abbondanzieri se adelantó y le atajó el tiro a Ariel Ortega, y tampoco advirtió una invasión de zona.

El segundo fallo polémico del árbitro fue la tarjeta roja a Julio César Cáceres. En River, ya había sido correctamente expulsado por doble amarilla Cristian Villagra y los millonarios estaban con 10 jugadores. En una jugada por una de las bandas, Laverni entendió que el defensor de Boca había agredido físicamente a Ortega y decidió su expulsión directa. Fue un fallo exagerado por los gestos del Burrito desde el piso.

Comentá la nota