ARBA prepara 2.000 inspectores para los controles en la costa

ARBA prepara 2.000 inspectores para los controles en la costa
El organismo recaudador apunta a mantener alto el nivel de cobrabilidad de impuestos en Mar del Plata y el resto de la zona atlántica. "Seremos inflexibles con los deudores históricos y otros morosos", aseguró Martín Di Bella * Con todo, el objetivo es incorporar deudores a los planes de pago antes que abrir la vía judicial.
El director de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (Arba), Martín Di Bella, aseguró, en diálogo con LA CAPITAL, que "este año no habrá moratoria para el pago de impuestos atrasados. Pero sí facilidades para quienes tengan la voluntad de abonar sus impuestos". Agregó que "seremos inflexibles con los deudores históricos y otros morosos", aunque- puso de relieve- el objetivo es resolver las deudas por vía extrajudicial".

Dio a conocer que "la recaudación de ARBA superó en el año los 3.000 millones de pesos. Este año queremos superar esta cifra, al menos, como se está dando desde hace un tiempo, con un incremento del 20 por ciento anual".

Asimismo, y al responder a una pregunta enfatizó que "nosotros sabemos el esfuerzo que hace el contribuyente para estar al día con sus obligaciones tributarias".

Di Bella realizó el lanzamiento de las tareas de preparación que más de 2.000 empleados realizaron en la víspera en las instalaciones del Colegio Industrial. En estos días y durante toda la temporada recorrerán la costa atlántica verificando el cumplimiento de los pagos de los impuestos inmobiliario, automotor e ingresos brutos.

?Como todos los veranos, el objetivo de ARBA es tener presencia en la calle, y por eso salimos con nuestro personal. Lo que vamos a hacer es verificar el cumplimiento de las obligaciones tributarias de parte de los contribuyentes de la provincia. Aproximadamente, lo haremos con una dotación de 2.000 personas.

¿En qué localidades realizarán este operativo?

-Estaremos, en un amplio sector desde Monte Hermoso, bordeando toda la costa. Y también en lugares puntuales como aeroparques, en Ezeiza, en los muelles desde donde zarpan los buquebuses.

¿Qué controles van a realizar en Mar del Plata?

-Vamos a ocuparnos de verificar que los contribuyentes estén al día con sus impuestos. Tenemos un sistema que nos permite controlar el cumplimiento de los tres impuestos principales: inmobiliario, automotores e ingresos brutos.

¿Este control lo harán con la ayuda de otros organismos?

-Algunos, sí. Por ejemplo, para los controles que haremos en las rutas, tanto de vehículos como mercaderías necesitaremos la apoyatura de la Policía. Pero en general, no. Los que haremos en los comercios, vamos a tratar de ser lo menos invasivos posibles. Además, contamos con la buen predisposición del comerciante. No queremos entorpecer su actividad.

¿Ustedes son el único organismo que envía sobres a los contribuyentes con la leyenda, si corresponde, de que no tienen deuda? Es una delicadeza de parte de ustedes.

-Está dentro de nuestra convicción como organismo recaudador. Nosotros sabemos el esfuerzo que hace el contribuyente para estar al día con sus obligaciones tributarias. Ese simple gesto de colocarle en el sobre "sin deuda" es un signo de que valoramos su actitud. Además, a los buenos contribuyentes y a aquéllos que tienen voluntad de pago, pero que deben redoblar esfuerzos, le tenemos que dar las herramientas y los servicios para facilitarle de alguna manera su cumplimiento. Pero con el que es remiso a hacerlo, seguiremos siendo inflexibles. Y este año más que los anteriores. Así, destacamos al que más cumple, que es el que sostiene nuestra estructura tributaria.

Recaudan "20% más por año"

¿Cuál es el nivel actual de contribución en la provincia?

-Es muy bueno. Año tras año vamos alcanzando un incremento del 20 por ciento en el nivel de recaudación. En 2009, llegamos a más de 3.000 millones de pesos. Es una performance fiscal muy importante y en proporción, es similar a la del orden nacional. El gran desafío de este año es mantener este nivel de recaudación y proveer de mayores y mejores servicios a la comunidad.

¿Todavía hay un importante segmento de deudores recalcitrantes?

-Aún, tenemos, pero no es tan grande como en otras épocas. A éstos los llamamos contribuyentes "duros". Su número depende del impuesto. Son mínimos. Y ello es porque la Provincia ha dado muchas facilidades de pago de impuestos atrasados.

¿Existe la posibilidad de alguna moratoria?

-Creemos que no. Nuestro propósito este año es un cambio en la política fiscal. Sí ya sacamos un plan de pago nuevo, con algún grado de bonificación sobre los intereses de la deuda. Pero no quiero decir que se trata de una moratoria...

¿La intención es evitar la promoción de juicios por apremio?

-Queremos ver la posibilidad de resolver las deudas extrajudicialmente. Porque llevarlo a la instancia judicial no le conviene al contribuyente ni a nosotros. Acerca de esto, tenemos que formar conciencia. El contribuyente moroso tiene que saber que nuestro propósito es que pueda pagar de la mejor manera posible, que tenemos voluntad de escuchar su propuesta y llegar a un acuerdo, para se incorporen a un plan de pago.

¿Qué sucede con el sistema Arbanet, tras la medida cautelar que se puso en vigencia?

-Este sistema lo estamos corrigiendo, teniendo en cuenta el fallo de la Justicia. E indudablemente, después de que hicimos los correspondientes ajustes los niveles de reclamo se fueron reduciendo enormemente.

¿Cuál es la recomendación para el contribuyente en 2010?

-Consideren que ARBA tratará de estar lo más cerca posible del contribuyente para mejorar los servicios y colaborar en todo lo posible con aquél que haga un esfuerzo y contribuya al mantenimiento de nuestro sistema tributario. En tal sentido, iremos mejorando constantemente nuestra tecnología, de manera de facilitarle en todo lo posible su voluntad de cumplimiento, facilitándole los trámites en todo lo posible.

Comentá la nota