ARBA detectó irregularidades

La Agencia de Recaudación de Buenos Aires realizó el primer operativo en Estancias de Turismo Rural y detectó incumplimientos impositivos en la totalidad de los emprendimientos controlados. En todos los casos, son lujosos hospedajes donde se constataron inconsistencias respecto a los impuestos Inmobiliario e Ingresos Brutos.
Entre las irregularidades detectadas, Arba comprobó la existencia de más de 3.600 metros cuadrados construidos sin declarar, el funcionamiento de emprendimientos comerciales no inscriptos en Ingresos Brutos y deudas debido al no pago del Impuesto Inmobiliario Rural.

El caso más llamativo fue el de un establecimiento ubicado en el partido de Castelli, cuya valuación fiscal supera los $ 600.000 y mantiene una deuda inmobiliaria por $ 84.732. Se trata de un castillo del siglo XIX que cuenta con áreas de esparcimiento, hospedaje, piscina, salas de música, biblioteca y un museo histórico. Entre las actividades recreativas que se ofrecen se destacan cabalgatas, paseos en carruaje y el acceso a miradores de aves. El predio tiene, además, 1.880 hectáreas dedicadas a la explotación agrícola ganadera.

El Director Ejecutivo de Arba, Licenciado Martín Di Bella, señaló que "es un expreso pedido del gobernador Daniel Scioli trasladar justicia y equidad al sistema de recaudación. Por eso profundizaremos los controles en los establecimientos donde registramos mayores indicios de incumplimiento y evasión fiscal".

El equipo de inspectores de Arba trabajó de manera simultánea también en Dolores, Monte y Exaltación de la Cruz, donde verificó la situación impositiva de otros emprendimientos de características similares. Es la primera etapa de un operativo más amplio destinado a luchar contra la evasión en un sector en evidente expansión y crecimiento.

Arba realiza tareas de inteligencia que permiten inferir dónde existen nichos de evasión. El empleo de imágenes satelitales brinda información precisa acerca de la construcción de nuevas edificaciones, entonces con esos datos previos los inspectores concurrieron a los predios para constatar las irregularidades y realizar las notificaciones pertinentes.

Con los controles "puerta a puerta", la Agencia verificó la situación fiscal del contribuyente frente al Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Esto es, la constatación de la inscripción en el tributo, la generación de intimaciones ante incumplimientos, el labrado de actas de infracción y, según corresponda, la clausura de establecimientos.

De manera complementaria, Arba ofrece el plan de pagos vigente hasta el 31 de diciembre, que contempla importantes quitas en los intereses y hasta 60 cuotas, con el objetivo de regularizar la situación impositiva.

Comentá la nota