ARBA creará un régimen de información sobre cheques

Di Bella no aplicará las retenciones sobre cheques que debería entrar en vigencia el lunes. Cierra por estas horas convenios de información con los bancos
La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), que encabeza Martín Di Bella, no postergará una vez más este 1º de febrero el régimen de retención del Impuesto sobre los Ingresos Brutos en cheques de más de $ 1.000, pero tampoco lo aplicará. Sino que lo sustituirá por un régimen informativo a cargo de los bancos.

Fuentes de ARBA indicaron que por estos días se estarían cerrando los convenios con los bancos, de lo que depende que pueda concretarse la medida.

La modificación se debe a que había muchas quejas sobre las dificultades para implementar el régimen de retenciones, ya que había que definir una matriz de acuerdo a un análisis de riesgo fiscal de cada contribuyente de Ingresos Brutos.

Las retenciones en cheques establecidas por la resolución normativa 14/09 de ARBA cuando su titular era Santiago Montoya fueron postergadas varias veces.

El objetivo de Montoya fue "captar operaciones en las que los sujetos que realizan actividades gravadas por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos optan por no depositar los cheques en cuentas bancarias, realizando su cobro por ventanilla, quedando fuera del alcance del sistema de recaudación establecido para las acreditaciones bancarias".

Según el esquema que había ideado Montoya, los bancos hubieran tenido que retener sobre los cheques que presentasen los bonaerenses en sus sucursales y filiales de todo el país, con alícuotas que iban a correr desde el 0,01% hasta el 5%, según lo que indicara ARBA mensualmente en un listado que incluiría en su página de Internet.

Las alícuotas iban a variar según si el contribuyente estaba o no inscripto en el impuesto y también si se lo consideraba de bajo o alto riesgo fiscal, caso en que se aplicaba la máxima.

La retención se iba a aplicar sobre el 100% de los importes en pesos o dólares estadounidenses que se abonasen con motivo de la presentación al cobro de cheques, cualquiera hubiera sido la modalidad en que estos hubiesen sido extendidos, en tanto superasen los $ 1.000.

Los bancos hubieran debido recaudar el impuesto de los contribuyentes incluidos en la nómina de ARBA, hasta tanto estos hubiesen demostrado que estaban exentos.

Si la retención no correspondía, el interesado hubiera debido formular su reclamo por Internet, y luego tendría que presentar la documentación correspondientes, para recién luego de un engorroso trámite conseguir el reintegro de las sumas retenidas de más.

De cualquiera de los regímenes, también del nuevo que creará Di Bella, se encuentran excluidos los salarios, jubilaciones, pensiones y los préstamos, de cualquier naturaleza, otorgados por la misma entidad obligada a actuar como agente de información.

Se espera saber en las próximas horas si estarán incluidas dentro del régimen las mutuales, que están exentas del pago de Ingresos Brutos pero que son agentes de recaudación del tributo.

Comentá la nota