Araúz dijo que en Formosa se “construye la memoria activa para edificar una sociedad más justa”.

Araúz dijo que en Formosa se “construye la memoria activa para edificar una sociedad más justa”.
Así lo expresó durante las palabras pronunciadas anoche en la apertura del encuentro de reflexión.
La subsecretaria de Derechos Humanos, doctora María Sylvina Arauz remarcó que el gobierno provincial “construye la memoria activa, democrática y militante, porque repensar la historia, es recrear aquellas historias y silenciadas, pero que siguen teniendo múltiples efectos en la política y la sociedad Argentina, es contribuir a pensar otro futuro, a imaginar y edificar una sociedad más justa libre y soberana”.

Así lo expresó durante las palabras pronunciadas anoche en la apertura del encuentro de reflexión con motivo de conmemorarse ayer el Día Nacional de la Memoria, la Verdad y la Justicia, en oportunidad del vigésimo tercer aniversario del golpe militar del 24 de marzo de 1976.

Dicho encuentro tuvo lugar en el Galpón C del Paseo Costanero, oportunidad en que también brindaron testimonios las señoras Iris de De la Rosa, madre de la actual diputada nacional María Graciela De la Rosa, en su carácter de esposa de un detenido por la dictadura y un nieto nacido en cautiverio; y Nelly de Bogarín, hija del recordado dirigente clorindense desaparecido Francisco “Pancho” Bogarín.

Durante su alocución, Arauz recordó que el gobierno militar “arrogándose facultades extraordinarias y en el ejercicio de esos poderes ilegítimos e ilegales, aplicaron un terrorismo de estado que se manifestó en la práctica sistemática de graves violaciones a los derechos humanos, con la eliminación física de ciudadanos sometidos a secuestros, detenciones clandestinas y toda clase de vejámenes, miles de detenidos sin causas y con procesos ilegales y muchos miles más que debieron excluirse para sobrevivir, cientos de niños nacidos en cautiverio, que fueron privados de su identidad y de su familia”.

Hizo notar luego que “la dictadura había roto todos los diques de la vida comunitaria, y la vida y los bienes de los ciudadanos, es que más allá de las víctimas puntuales fue la sociedad la destinataria del mensaje del terror generalizado, terror que buscaba una sociedad fraccionada, obediente, vacía de su vitalidad”, con la idead de “disciplinar a una sociedad con larga tradición de lucha y conciencia social y solidaria”.

Citó en otro momento palabras del ex presidente Néstor Kirchner señalando que “el pueblo que no piensa su pasado y lo entiende corre el riesgo de repetirlo; recordar es un proceso de aprendizaje, un fenómeno cultural expresado por los individuos de una sociedad determinada, por ello es importante mantener vivo los canales de la memoria; el recuerdo y el olvido se encuentran íntimamente ligados con la transmisión o no de una generación a la siguiente y su aceptación o rechazo para transmitirlo”.

Por ello, puso de relieve que “el gobierno de la provincia de Formosa a través de distintas acciones, tales como el programa provincial de asistencia psicológica a las víctimas y testigos del terrorismo de estado, el programa de iniciativa latinoamericana para identificación de personas desaparecidas, el asesoramiento y gestión de leyes reparatorias, talleres de sensibilización y difusión en los colegios secundarios y bibliotecas populares y próximamente la articulación con las asociaciones de Madres de Plaza de Mayo para trabajar en la identificación de nietos y la creación del Archivo Provincial de la Memoria, construye la memoria activa, democrática y militante, porque repensar la historia, es recrear aquellas historias y silenciadas, pero que siguen teniendo múltiples efectos en la política y la sociedad argentina, es contribuir a pensar otro futuro, a imaginar y edificar una sociedad más justa libre y soberana”.

En dicho encuentro estuvieron presentes ministros del estado provincial, como el de la secretaría General del PE, Antonio Ferreira, de Gobierno, Justicia y Trabajo, Jorge Abel González, de la Comunidad, Alberto Zorrilla, el intendente Fernando De Vido, legisladores nacionales, provinciales y concejales, además de activos militantes políticos y sociales, le dieron el marco apropiado a este encuentro para “reflexionar sobre los sucesos políticos que conmovieron a nuestra patria y para aprender de una historia que no queremos repetir”.

En la oportunidad, también se procedió a la lectura de un poema en memoria de un hermano desaparecido y la interpretación de temas como “Juancito gorrión” y “Réquiem para la muerte del Carau”, que constituyeron otros pasajes tocantes del homenaje.

Finalmente y antes del cierre musical con temas alusivos a la fecha que se recordaba, quién fuera uno de los médicos proscriptos por la dictadura en la provincia, el ministro de la Comunidad, Alberto Zorrilla, brindó también valiosos recuerdos y testimonios, dejando un mensaje esperanzador.

De esta manera cerró el amplio programa que el gobierno propiciara para recordar este 33 aniversario del golpe de Estado de 1976, el que incluyó un extenso ciclo de charlas y la proyección de audiovisuales alusivos a la fecha en escuelas secundarias.-

Comentá la nota