Arata: está en riesgo el aumento para los empleados

Valeria Arata, la nueva Secretaria de Economía del municipio, está teniendo un debut complicado en su nuevo rol. Llegó junto en la discusión del Presupuesto 2010, en el que el Ejecutivo solicita un incremento en las tasas del 25%, más una indexación del 2% por bimestre.
Algo que los Concejales de la oposición no parecen dispuestos a otorgar, por eso las negociaciones se están extendiendo con propuestas y contrapropuestas. Pero la nueva funcionaria aseguró que si no se logra lo pedido uno de los puntos afectados será el incremento salarial de los empleados municipales.

"Hasta que no tengamos definido el número del aumento de las tasas no podemos definir nada, obviamente tengamos que hacer algunos ajustes", señaló la reemplazante de Baro. Y agregó "no estamos considerando en el aumento ningún tipo de obra importante, solo gastos de mantenimiento y el aumento del personal".

Ese aumento se daría en dos etapas si es que los nuevos números son viables para ello, un 10% se daría en el mes de abril y el otro 10 recién en noviembre. Pero todo dependerá de la decisión que tomen los ediles opositores, y de la capacidad de negociación que tengan los representantes del Ejecutivo, que encontrarían aquí el primer escollo para afrontar un nuevo año.

"Lo contemplado en el presupuesto es para pagar los servicios básicos del municipio, el servicio de basura, el bacheo, el servicio de emergencias médicas, nada extraordinario", dijo y afirmó que lo único fuera de esto es un partida que se destinaría a las emergencias agrarias, "entre 50 y 80 mil pesos", y otra partida para el mantenimiento del Parque Industrial "Arturo Frondizi".

Ayer el Ejecutivo llevó una propuesta mejoradota a la presentada anteriormente, "aumentar las tasas en un 22% más la indexación por inflación del 2% bimestral. "En la propuesta de los Concejales también está contemplada la indexación bimestral", dijo.

Arata fue clara, la propuesta de los concejales dejará en las arcas municipales 5.200.000 pesos menos, una cifra que traería más de un problema para el año que viene.

"Hay que ver bien donde recortamos y que es lo que dejamos de hacer. Porque lo que se tiene que recortar son servicios básicos, no hay grandes obras que se puedan frenar", manifestó.

Comentá la nota